Guia práctica para hacer compras en internet


Absuelto el "Código Rojo"


El virus del Código Rojo nunca constituyó una amenaza a la internet, a pesar de las advertencias del FBI y de expertos en seguridad informática.
Los graves problemas de "embotellamiento" que se achacaban al programa dañino del tipo gusano, se debieron realmente a un incendio en un túnel de Baltimore, EE.UU., que dañó varios cables de alto tráfico de la internet.




La empresa Keynote, que se especializa en analizar la internet, dijo que incluso en los momentos en que el Código Rojo estaba en su período de mayor actividad el mes pasado, apenas había afectado el tráfico informático.

Las empresas fabricantes de software antivirus han expresado su preocupación de que, como resultado de estas revelaciones, la gente comience a descuidarse y no haga nada por combatir la inseguridad prevaleciente en la red.

Hasta las 13:30 GMT de este jueves, el virus había infectado a 238.967 computadoras, pero no había provocado problemas notables a la internet.

El ritmo de infección ha sido lento y las amenazas potenciales han disminuido.

Descarrilamiento

Quiso el azar que el día en que el virus Código Rojo comenzara a buscar servidores de internet vulnerables, un tren CSX con materiales peligrosos se descarrilara en el túnel de Howard Street, Baltimore.

El incendio provocado por el accidente dañó una serie de cables que atravesaban el túnel, utilizados por siete de los mayores proveedores de servicios de internet, para el intercambio de datos.

Estas empresas comenzaron a informar acerca de grandes demoras en la internet en el preciso momento en que el virus comenzaba a hacer de las suyas, lo que llevó a muchos expertos a concluir que éstas se debían a "Código Rojo".

"La disminución de velocidad de la internet el 19 de julio no se debió al gusano", aseguró Keynote en un comunicado e indicó que la caída repentina había coincidido con el accidente ferroviario.

Reproducido de BBC

pdfprintpmail