Guia práctica para hacer compras en internet


Los bonos de Telefónica dejan sin margen a sus competidores


Cuando quedan cuatro días, contando el de hoy, para que el consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) fije las nuevas condiciones en que los operadores alternativos alquilarán la red de telefonía fija a Telefónica de España y las recoja en la nueva Oferta de Interconexión de Referencia (OIR 2001), empiezan a llover informaciones sobre cómo ha discurrido la relación entre el dominante y sus competidores en el último año.




Ana Tudela
En Uni2, por ejemplo, se quejan de la OIR 2000, que en cualquier caso no se ha estado aplicando [ver texto de apoyo] y de que las prácticas de Telefónica, como su política de bonos y descuentos, acaben con los márgenes de los alternativos si éstos quieren competir en precios.

Así, ponen como ejemplo ofertas como Europa 15, un bono que ha tenido una gran aceptación entre los usuarios por permitir llamadas diarias a otros países europeos de 15 minutos en horario reducido por un precio de 1.500 pesetas al mes. La filial de France Telecom calcula que el precio medio por minuto para el cliente final con este bono se coloca en 3,3 pesetas, mientras que el precio menor por minuto - el que combina tránsito simple con interconexión local- que deben pagar al dominante sus competidores por utilizar su red y poder ofrecer este tipo de llamadas es de 11,73 pesetas.

Para igualar la oferta de Telefónica los operadores alternativos deberían perder por minuto alrededor de 8,5 pesetas, sin contar con los gastos de comercialización del servicio, personal...

Otro ejemplo es la oferta de Telefónica País 30, lanzada en marzo de 2000 y que ofrece treinta minutos diarios en llamadas interprovinciales en horario reducido por 1.500 pesetas. Siempre según los datos facilitados por Uni2, mientras el cliente final paga un media de 1,7 pesetas por minuto con esta oferta, los competidores de Telefónica le pagan una media de 3,46 pesetas por utilizar su red para ofrecer el mismo tipo de llamada.

Para hacerse una idea de la aceptación en el mercado de este tipo de bonos, País 30 conseguía entre marzo de 2000, fecha de su lanzamiento, y finales de marzo del presente año 484.471 suscriptores, según las cifras que figuran en los resultados del grupo Telefónica del primer trimestre.

Europa 15, aunque su cifra de usuarios es más variable por ser utilizada en su mayoría por clientes temporales, contaba a finales de marzo con 209.091 planes contratados.

Tiempo

Este tipo de dificultades para competir que se encuentran los operadores alternativos se incrementan en ocasiones al ver como el dominante está obligado a lanzar planes de descuento incluso antes de que ellos puedan competir en ese segmento.

El Decreto de Medidas Urgentes del Gobierno, aprobado a mediados del pasado año 2000, estableció entre otras medidas la obligación de Telefónica de lanzar el 1 de noviembre de ese año unos bonos metropolitanos de descuento que quedaron divididos en Bonos Ciudad Plus, que ofrecen 600 minutos por 1.400 pesetas al mes, y Bonos Ciudad, con un coste de 700 pesetas por llamadas metropolitanas en horario reducido.

La legislación establecía que la apertura a la competencia de las llamadas metropolitanas en acceso indirecto, las que utilizan la red de Telefónica, no entraría en vigor hasta quince días después que los propios bonos, con la consiguiente ventaja para el operador dominante a la hora de fidelizar clientes para este tipo de llamadas. La apertura a la competencia, por problemas técnicos de Telefónica, acabaría además retrasándose hasta mediados de enero de 2001.

En dos meses Telefónica consiguió 700.000 bonos metropolitanos en horario normal y 250.000 en horario reducido. A finales del primer trimestre de 2001, el dominante contaba ya con 465.505 abonados de Bonos Ciudad y 886.425 abonados de Bonos Ciudad Plus.

Muy lejos de todas estas críticas, Telefónica presentó al parecer a la CMT la pasada semana documentación que demostraría que los precios reales de interconexión que está aplicando están un 28% por debajo de los oficiales de la OIR 2000. Fuentes del sector aseguran que dicha documentación serviría para que la nueva OIR establezca rebajas inferiores al 20% respecto a la de 2000.

Según fuentes de la filial española de France Telecom, Uni2, la rebaja en precios de la OIR 2001 debería ser mucho mayor y situarse en torno al 40% y centrarse sobre todo en el tránsito simple y en la interconexión local. Una petición muy similar es la que lleva haciendo desde hace meses el principal rival de Telefónica en telefonía fija, Retevisión.

Reproducido de La Gaceta de los Negocios

pdfprintpmail