Archivado en Noticias, Cable

ONO comprará Retena y Reterioja


ONO ultima la compra de Tenaria e inicia la concentración del sector del cable en España





ONO, uno de los grandes cableoperadores de España, está cerrando los flecos para la compra de Tenaria,

con presencia en Navarra y La Rioja. En el sector se considera que esta operación, valorada en torno a 66 millones de euros, no será la última y abre un irreversible proceso de concentración en este negocio.

ONO, uno de los mayores operadores de cable de España, está a punto de cerrar la compra de Tenaria, grupo resultante de la unión de los cableoperadores de Navarra (Retena) y La Rioja (Reterioja). ONO, grupo participado por SpainCom, BSCH, Ferrovial y Multitel, lidera en estos momentos la carrera por hacerse con el mercado del cable en España, con más de 250.000 clientes y una marca y estrategia únicas en varias demarcaciones. La compañía, que recientemente consiguió un crédito de ochocientos millones de euros (133.000 millones de pesetas), impulsa así sus ambiciones. Tenaria cuenta con cuatro mil clientes.

Accionistas

ONO está pendiente sólo de algunos flecos para cerrar la operación. En especial por la dificultad de negociar a varias bandas, dada la diversidad de accionistas de Tenaria, que cuenta con casi una veintena de socios (ver gráfico). Para financiar la operación, valorada en torno a 66 millones de euros (once mil millones de pesetas), se baraja un intercambio de acciones o un pago en efectivo, o bien una fórmula mixta que combine ambas alternativas, según fuentes cercanas.

ONO, que ha venido negociando desde hace meses y también analiza otras oportunidades de negocio, da así el pistoletazo de salida a un proceso de reordenación y concentración en el negocio del cable que todos los expertos consideran inevitable. Esta misma semana, Auna, el grupo que integra los activos de telecomunicaciones de Endesa, Fenosa y Telecom Italia, y en el que también participa BSCH, ha dado los últimos retoques a la creación del hólding que aglutinará a todas sus filiales de cable, y que nace con el nombre de Auna Cable.

Auna, a su vez socio de Tenaria, abandonará esta sociedad y se centrará en su nuevo grupo de cable, que tendrá una dirección y estrategia unificada para todas las subsidiarias: Madritel (cableoperador de Madrid), Menta (Cataluña), Able (Aragón), Canarias Telecom (Canarias) y Supercable (Andalucía).

A medio plazo también se prevé la incorporación del grupo gallego R a Auna Cable. Por otro lado, otras compañías consideradas independientes, como Telecable (grupo asturiano controlado por Hidrocantábrico) están en el punto de mira como candidatos para su compra.

El motor de estos movimientos parte de la necesidad de aumentar tamaño para ganar economías de escala y rentabilizar el negocio, muy dependiente de servicios como los contenidos multimedia. Éstos son mucho más fáciles de adquirir cuanto mayor es el volumen de compra. En este sentido, y por primera vez desde que se cerró la adjudicación de las licencias de cable, que provocó duros enfrentamientos, el talante en el sector ha cambiado. Los responsables de los grandes operadores ven con buenos ojos un acercamiento en cuanto a colaboración tecnológica y compra de contenidos. España repite así el modelo de mercados más maduros como el británico, donde llegó a haber un centenar de pequeños cableoperadores, hoy reducidos a tres grandes grupos.

http://www.expansiondirecto.com/edicion/noticia/0,2458,33901,00.html


pdfprintpmail