Archivado en Noticias, Cable

Galicia se incorpora a los países de primera fila con la fibra óptica


La liberalización del mercado de las telecomunicaciones ha abierto la puerta a nuevos operadores terrestres. En Galicia, sólo dos compañías, Telefónica y R, ofrecen la posibilidad de acceder a diversos servicios de telecomunicaciones a través de cable de fibra óptica, a unas velocidades muy superiores a las que permiten los demás sistemas. R nació impulsada por un grupo de empresas gallegas entre las que se encuentran, como principales accionistas, Unión Fenosa Inversiones y Caixanova. La nueva empresa creó 200 empleos directos, 500 indirectos y generará 1.500 inducidos. Al frente de la operadora se encuentra el ingeniero de telecomunicaciones Arturo Dopico.





-¿Quién lideró en aquel momento la puesta en marcha del grupo?

-Quizá el que movió todo, a nivel nacional fue el grupo Zeta de la mano de Manuel Campo Vidal. El siguiente paso fue el convencimiento de Unión Fenosa y a partir de ahí se aglutinó a las principales empresas de Galicia. Hubo un momento en el que varias empresas que estaban en el accionariado abandonaron el proyecto, porque evidentemente es complicado y no quisieron correr riesgos, y fue entonces cuando se dio el definitivo paso adelante por Caixanova y FARO DE VIGO a principios de 1989.

-La idea básica del proyecto es unir por cable de fibra óptica las principales poblaciones gallegas. ¿En qué fase se encuentra el cableado realizado por su compañía?

-Comenzamos la obra civil a finales de 1999. A Coruña y Vigo se lanzaron a partir de enero de 2000 y el resto, no todas, Lugo Ourense, Santiago y Pontevedra se iniciaron entre junio y agosto y la última fue Ferrol, en noviembre de ese mismo año. El tendido se ha finalizado ya en Pontevedra y en el Barco de Valdeorras y este año finalizaremos A Coruña, Ferrol, Santiago y Vigo, aunque en esta última ciudad estamos negociando con el Concello para que así sea. El objetivo es tener las siete ciudades principales de Galicia y los 25 polígonos industriales operativos en el verano de 2002.

-¿En qué posición se sitúa Galicia en relación con el resto de comunidades autónomas en esta clase de infraestructuras?

-En el primer nivel. Hay que dar gracias a los accionistas por apostar por este proyecto ya que en Galicia debido a la topografía, es mucho más difícil de desarrollar que en otras comunidades. Hay autonomías como Castilla-La Mancha, Extremadura, Baleares o Ceuta y Melilla que se han quedado sin operador de cable. Con este sistema de comunicaciones Galicia accederá a las comunicaciones con banda ancha y esta va a ser una de las características que va a diferenciar a los países de primera y a los de segunda fila. Tendrá un efecto muy importante en el PIB de los países que hayan optado por este sistema y será un multiplicador de generación de riqueza no comparable a cualquier otra inversión que se pueda hacer.

-¿Sería exportable la experiencia de implantar el cable a otras comunidades que no lo tienen actualmente?

-La concesión nos limita a Galicia, pero si podemos exportar la experiencia empresarial.

-En algunas ciudades, como Vigo, se han tenido que paralizar las zanjas. ¿Cómo ha afectado a los planes de la compañía?

-Ha sido un revés muy importante, nosotros llevamos tres meses paralizados en Vigo. En relación a otras ciudades estamos muy por debajo. Nosotros nos dirigimos al mercado residencial y empresarial, en este ultimo en Vigo nuestra cuota de penetración es del 30 por ciento. Al tejido empresarial de Vigo, el de mayor dinamismo de Galicia, se le está coartando la posibilidad de acceder en tiempo a las nuevas tecnologías. Las obras, efectivamente, causan molestias pero quizá es necesario concienciar a la población de que es un progreso y que no se puede renunciar a tener un sistema de comunicación de banda ancha. Hay que destacar lo que supone como inversión, que a final de año en Galicia será de 36.000 millones de pesetas, de los que 15.000 millones corresponden a Vigo.

-¿Afecta a la cuenta de resultados estas paralizaciones?

-Muchísimo. En Vigo tenemos realizado ya el 90% de la obra de la fase uno con una inversión de 4.500 millones de pesetas a la que se llegará a finales de este año. El hecho de haber estado paralizados supone que tengamos pérdidas.

Once mil clientes y ninguna baja

-¿Cuál es el número de clientes que tienen en la actualidad?

-Unos once mil y con una rotación nula. Quiere esto decir que no hemos tenido bajas, sólo dos o tres pero por cambio de domicilio.

-¿Cómo contempla usted el desplome de las tecnológicas en la Bolsa. No le da un poco de miedo la situación del sector?

-Cuando hay un proceso de liberalización vienen muchos agentes nuevos, se realizan muchas ofertas, pero al cabo de un tiempo se produce un proceso de concentración. Es este aspecto hay que diferenciar entre la nueva economía, las empresas puntocom, y nosotros. R no es una puntocom. Hemos realizado fuertes inversiones, este año 36.000 millones y en el global del proyecto se alcanzarán los 70.000 millones y por ello nuestro negocio es muy distinto, realizamos infraestructuras y damos servicio a los clientes. Además, los accionistas y los directivos estamos convencidos que el futuro de las comunicaciones pasa por el cable.

-¿En cuanto tiempo calcula que la empresa pueda dar beneficios?

-En seis años.

-¿Llegarán ustedes a tener el tamaño suficiente para salir a Bolsa?

-Uno de los grandes problemas que afectan a los nuevos operadores de telecomunicaciones es el mercado financiero. En nuestro caso estamos hablando de unas pérdidas acumuladas de 17.000 millones de pesetas y una inversión de 70.000 millones. El mercado financiero ha cambiado, en parte, por todas las licencias UMTS que se han concedido, llegándose a pagar hasta un billón de pesetas por licencia, con lo que las operadoras de telecomunicaciones han alcanzado un riesgo muy importante. Salir a Bolsa en estos momentos es muy complicado.

"Somos el único operador con una red totalmente nueva"

-¿A qué servicios pueden acceder el ciudadano y los empresarios a través de R y en qué se diferencia del resto de los operadores?

-La principal diferencia es que somos el único operador que está construyendo una red totalmente nueva. Es la red más avanzada a nivel mundial, sin duda. Los operadores internacionales llegan a grupos de 2.000 viviendas o empresas, en el resto de España se está llegando a grupos de 500 y nosotros hemos apostado por llegar mucho más allá, hasta el propio edificio. Ello tiene la ventaja de que somos capaces de llevar mucha más información hasta el cliente y todos los servicios. Al residencial le ofrecemos teléfono, Internet y televisión a través de un único medio y un único punto de atención al cliente. En voz y telefonía tradicional estamos hablando de un ahorros de coste importantes. Fuimos los primeros en instalar cabinas de teléfono propias y en establecer que las llamadas a cualquier ciudad de dentro de Galicia cuenten con un descuento del 50 por ciento. También hemos sido el primer operador de España en establecer las llamadas gratuitas entre nuestros clientes las 24 horas del día. En Televisión ofrecemos más de 50 canales, canales de pago para fútbol y cine de adultos. Los partidos del Celta y Deportivo, tanto dentro como fuera de casa tienen un descuento, del 50 por ciento. Además tenemos una promoción especial para aquellos que se den de alta antes del 20 de agosto para que vean los partidos de su equipo de manera totalmente gratuita.

-¿Y en Internet?

-Este es el campo en el que nos diferenciamos más de nuestros competidores. Entre las ventajas es que se está permanentemente conectado a la red, no hace falta hacer llamadas; ofrecemos tarifa plana a 150k las 24 horas del día y a la vez que se habla por teléfono se puede estar navegando con una sóla línea. Pero lo más importante es la velocidad, estamos hablando de 70 a 100 veces superior a la que pueda ofrecer otro operador. Además, en estos momentos la instalación y el alta son gratuitos.

Al mundo empresarial le ofrecemos Internet, transmisión de datos a alta velocidad y telefonía. En estos momentos podemos dar servicio a cualquier empresa de Galicia.

http://www.farodevigo.es/hoy/economia/7economia.html


pdfprintpmail