Guia práctica para hacer compras en internet


ONO tendrá abiertos cuatro cibercafés a finales de año


ONO, la compañía de telecomunicaciones española, quiere sacar partido a la moda de los cibercafés, que desde hace meses proliferan en España.





La compañía de cable acaba de abrir su segundo cibercafé en Madrid. El nuevo local tiene seiscientos metros cuadrados, divididos en tres plantas, que cuentan con 185 puestos de conexión a Internet de bancha ancha, lo que permite una mayor velocidad a los usuarios.

La capacidad total de la red asciende a 34 Mbps (mega bites por segundo). El establecimiento, que se ha abierto en la Gran Vía madrileña, es el segundo que instala en la capital. El primero, inaugurado en noviembre de 2000, se abrió en la también céntrica calle de Fuencarral.

El nuevo ONO.com, nombre de la nueva cadena de cibercafés, estará abierto veinticuatro horas al día y ofrecerá precios populares.

La conexión a Internet durante una hora cuesta unas doscientas pesetas, si se utiliza uno de los Onobonos. ONO pretende acabar el año con un total de cuatro locales para navegar por Internet.

La compañía prevé invertir cinco millones de euros. Dos de ellos ya están funcionando y otros dos se abrirán próximamente en Valencia y Albacete. En esta última ciudad, el café funcionará también como tienda ONO, donde se podrán contratar los servicios de teléfono, televisión e Internet.

Los cuatro centros sumarán un total de unos 470 puestos de navegación con alta velocidad. Esta tecnología permite, por ejemplo, acceder a sitios web con mucha carga multimedia, como vídeos, animaciones y realidad virtual.

Sistema

El objetivo de esta cadena de cibercafés es servir como escaparate al portal de banda ancha de ONO y ser un centro de experimentación de alta velocidad.

Los ONO.com se gestionan con un sistema basado en tarjetas inteligentes recargables. Cuando se adquiere una de ellas, el usuario puede utilizarla cuando quiera y en todos los locales de la cadena de cibercafés.

Los precios varían, dependiendo de la hora. De 10 a 15 horas, una hora y media cuesta quinientas pesetas; de 15 a 23 horas, una hora se paga a quinientas pesetas; y de 23 a 10 horas de la mañana, dos horas tambiéncuestan quinientas pesetas.


pdfprintpmail