Guia práctica para hacer compras en internet


Solo un 1% de Canarias


Suspenso. Ésta es la nota que alcanza Canarias en la instalación de cable. Las autopistas de la información se atascan y las Islas se han colocado, de momento, en el vagón de cola en cuanto a infraestructura de fibra óptica. Así lo señala el estudio eEspaña 2001, realizado por la Fundación Retevisión.





Este informe revela la pobre situación en la que se haya el desarrollo del cable en el Archipiélago, donde menos del 1 % de los hogares respecto al nivel nacional cuenta con este tipo de servicio, es decir, unas 28.000 viviendas.

La red de cable “es muy dispar en cuanto a la distribución geográfica” se refiere, apuntan los técnicos de Retevisión, ya que “existen zonas como Cataluña, con un 30 % de los hogares con esta modalidad de acceso y, sin embargo, comunidades como Castilla-La Mancha o Galicia” están al mismo nivel que Canarias. La fibra óptica, que desde hace año y medio viene instalando Canarias Telecom en todo el Archipiélago, ha topado con el mayor de los obstáculos: los ayuntamientos. Éstos son los responsables de que, por ejemplo, Las Palmas de Gran Canaria, esté renunciando al liderazgo en el campo de las tecnologías. Fuentes del sector reconocen que el cable se llegará a tirar antes en Tenerife y en el sur grancanario que en La provincia de Las Palmas. Otra de las explicaciones a esta lentitud en la instalación de la fibra óptica se halla en que Canarias Telecom fue una de las últimas empresas en recibir autorización para ofrecer este servicio.

El objetivo de Canarias Telecom tiene el objetivo de invertir 80.000 millones (48 millones de euros) antes de 12 años en la instalación del cable tiene ante si un panorama no muy halagüeño. Aunque, eso sí, “dependiendo de la zona” donde vaya a actuar encuentra más o menos dificultades, continúan la misma fuente.

Hay determinados puntos del Archipiélago, caso de la capital grancanaria, que están renunciando, en contra de su voluntad, al liderazgo en el campo de la fibra óptica. El caso contrario lo protagoniza Santa Cruz de Tenerife o la Laguna, que se han adelantado ya en la aplicación de una tecnología que posee un enorme efecto generador y que se constituye en fundamental para poder competir con garantías en la era de las telecomunicaciones. A estas ciudades también se les ha unido Telde, la zona del Suroeste.

Pese a las dificultades, Canarias Telecom ha tendido, tras poco más de dos años de actividad, unos 500 kilómetros de cable. A nivel general, España se encuentra en una fase incipiente. De acuerdo a las estimaciones de la CMT, en 2000 los hogares cableados se aproximaban a los 2,8 millones que supondría más del 20 % del total.

Reticencias en la contratación

Sólo un tercio de los hogares que ya cuentan con la instalación de cable han contratado algún tipo de servicio como los de transmisión de datos a alta velocidad y acceso a Internet. Este porcentaje es muy superior en el conjunto de la Unión Europea, donde despuntan los países del Norte, cuyo porcentaje de hogares cableados alcanza el 95 % en países como Holanda, Bélgica o Suiza. Es más, en Bélgica, Holanda o Suecia el cien por cien de los hogares cableados tiene contratado el servicio de la televisión por cable; sin embargo, en España el porcentaje es sólo del 30 %.

“En este sentido”, afirma el informe de Retevisión, “junto al aumento del número de hogares con acceso al cable, es importante la labor de los operadores en el fomento de la aceptación de estos servicios por los potenciales usuarios que a través de la fibra óptica pueden acceder servicios de televisión digital, un mayor y rápido acceso a Internet y opciones de telefonía”.

Según el mapa geográfico diseñado por la Fundación Retevisión, la instalación de cable se atasca en Canarias mientras que a nivel nacional empieza a desarrollarse a un mejor ritmo, aunque, eso sí, alejado de los parámetros europeos donde los servicios del cable son parte de la cultura de muchos de los países.

http://nuevo.editorialprensacanaria.es/laprovincia/articulo6036.html


pdfprintpmail