Archivado en Noticias, Cable

El láser sustituye a la fibra óptica como medio de transmisión de la información


Trasmitir datos, voz o imágenes a través de láser, utilizando banda ancha y sin necesidad de levantar calles para cablear? No se trata de una idea futurista o de ciencia-ficción sino de toda una realidad forjada y materializada en Free-Space Optic (FSO), una tecnología de reciente creación, que permite transmitir información a través de redes ópticas inalámbricas. Una nueva revolución que, según los analistas se consolidará durante los próximos cinco años, marcando un nuevo hito en la historia de las telecomunicaciones.





Uno de los inconvenientes de la transmisión de datos a través de tecnologías de alta velocidad o banda ancha es la necesidad de cablear ya que el principal medio de transporte de la información es la fibra óptica. Ante esta problemática en los últimos cinco años han surgido un sinfín de tecnologías de transmisión inalámbrica (WAP, GPS, UMTS Bluetooth, etc.) que culminan en una tecnología de la que hasta ahora casi no se ha oído hablar: Free-Space Optic (FSO); una tecnología sofisticada y revolucionaria que utiliza el láser como medio aéreo de transmisión de la información. Aunque se están realizando las primeras instalaciones, los analistas estiman un volumen de mercado de entre 2.000 y 4.000 millones de dólares para 2005, lo que supone un crecimiento cercano al 85%.

Esta novedosa tecnología permite la transmisión de datos, vídeos o sonidos con gran capacidad de banda ancha a través de sistemas basados en tecnología óptica en espacio libre. Entre sus principales ventajas, junto al ahorro de tiempo y dinero que implica la no necesidad de instalar cables, hay que destacar que FSO tampoco requiere ningún tipo de licencia -como sería el caso de la radiofrecuencia- lo que permite a empresas, operadores de telecomunicaciones y proveedores de servicios aprovechar al máximo sus conexiones de red.

La tecnología de conexiones láser es barata y fácil de implementar pero soporta distancias cortas. Por ello, lo más razonable es combinarla con la de fibra óptica, ya que un sistema compuesto de punta a punta por esta última es demadiaso costoso.

Uno de los fabricantes cuyo desarrollo de esta tecnología se encuentra en estado más avanzado es LightPointe; una multinacional de origen estadounidense que ha recibido fondos por valor de 33 millones de dólares por parte de Cisco y Corning para continuar investigando en este área. Otras compañías, como Lucent, Nortel y British Telecom, han acordado también apoyar a las compañías free-space, entre las que hay que citar otros fabricantes como Harmonix o Endwave.

Enlaces ópticos inalámbricos

El sistema FSO consiste en la utilización de haces de luz a través de la atmósfera (sustituyendo a los cables de fibra óptica) que envían conexiones de banda ancha de gran fiabilidad y cuyos resultados económicos son más eficaces y rápidos que los tradicionales sistemas físicos de fibra.

Aproximadamente el 93 por ciento de los negocios están rodeados por unos dos kilómetros de fibra óptica pero, sorprendentemente muchos no están conectados, ya que esto exige unos costes de entre 200 y 20.000 dólares al mes, en función del alcance y el ancho de banda.

Paralelamente, mientras que la demanda de banda ancha sigue aumentando, los plazos para la instalación del cable óptico tienen una media de 14 meses.

En estes entido, Eva Ronda, responsable de marketimng de LightPointe, explica que, por el contrario, crear una red inalámbrica basada en FSO tiene un coste de entre 5.000 y 50.000 dólares y, puntualiza: “su instalación es realmente sencilla, tan sólo requiere de tres pasos: sujeción de los enlaces, alineación del sistema e instalación, lo que se completa en tan sólo dos horas.

Según Eva Ronda, LightPointe instalado ya más de 700 sistemas FSO capaces de adaptarse a las necesidades de banda ancha en conexiones en red existentes o de nueva creación, en 23 países.

Alcance y velocidad

Los sistemas diseñados por LightPointe alcanzan velocidades de hasta 2,5 GB por segundo y distancias de más 1.000 metros, señalan desde la multinacional. y, además, se acomodan a cualquier protocolo (SONET/SDH, ATM, Ethernet, Fast Ethernet) y a cualquier topología de red. De esta forma, las ventajas de la nueva tecnología de enlaces ópticos se resumen en: la diversidad de amplitudes de banda disponibles (10 Mbps, 20 Mbps, 155Mbps, 622Mbps y 1,25 y 2,5 Gbps); la capacidad de instalación tanto en tejados como en ventanas; una colocación fácil en las redes existentes o creación de nuevas redes; el ahorro de tiempo y dinero en la instalación en comparación con la colocación de fibra de vidrio; y finalmente, que no es necesaria licencia para la instalación ni se necesita permiso y, además, que los costes de la infraestructura de edificación no son altos.

Recapitulando, desde LightPointe puntualizan que “el tráfico IP continuará demandando mayor ancho de banda; sin embargo, muchos usuarios no planean cambiar sus sistemas por fibra óptica, debido al coste”. Y añaden: “estimamos que la tecnología FSO reporta un ahorro de 500.000 dólares en el plazo de cinco años frente a la fibra óptica. En cuanto a próximas metas y posibles aplicaciones a conquistar por FSO, Ronda enumera la tecnología backhaul sin cables, la extensión de red metro, la reconstrucción de siniestros, y las redes de área de almacenamiento y soluciones LAN/empresa.

iDG


pdfprintpmail