Archivado en Noticias, Cable

Facua denuncia a Aunacable


La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (Facua) ha denunciado ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones del Ministerio de Ciencia y Tecnología al operador de cable Aunacable, que integra a los operadores Supercable, Madritel, Able, Menta y Canarias Telecom, por "imponer" a los clientes de sus servicios de Internet de banda ancha el alquiler del cable modem.





Según informó Facua, se trata de una "práctica abusiva" contraria a lo establecido en la Ley General de Telecomunicaciones, que permite a los usuarios utilizar sus propios equipos, y en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que prohíbe obligar a la contratación de servicios accesorios no solicitados.

La organización estima que con la imposición del alquiler del cable modem, el precio de estos servicios se incrementa en hasta un 37,5 por ciento, ya que la cuota mensual por dicho concepto es de 10,44 euros (nueve euros más IVA).

Facua recordó que la propia empresa ha reconocido la ilegalidad de estas prácticas en un escrito remitido a la organización el pasado mes de junio en el que rechazaba que estuviese imponiendo a los usuarios el alquiler del cable modem e indicaba que, de haberse dado algún caso, se trataría de un caso puntual debido a un supuesto error de alguno de sus teleoperadores y no a su política tarifaria. Sin embargo, pese a que la federación probó que los operadores de Aunacable no aceptan peticiones de alta en los servicios de Internet de alta velocidad que no incluyan el citado concepto, la empresa no ha modificado su actuación.

Por último, Facua recomendó a los clientes de los servicios de Internet de banda ancha de las empresas del grupo Aunacable que deseen dar de baja el alquiler del cable modem porque cuenten con equipos compatibles y homologados, que soliciten la respuesta a su petición por escrito para que, si es negativa, pueda ser utilizada en el futuro para exigir la devolución de las cantidades facturadas de forma abusiva.

Europa Press


pdfprintpmail