Archivado en Noticias, Sin Canon

Weblisten acusa a las discográficas de querer fijar el precio final en la descarga de música en Internet.


La Asociación de Internautas y la Asociación de Música en Internet rechazan por ser falsas las acusaciones vertidas contra la pionera empresa española Weblisten por la internacional de las discográficas reunidas en la IFPI.




El esfuerzo titánico de una empresa española emprendedora, Weblisten, célebre por dedicarse a posibilitar que sus clientes puedan descargarse música en Internet mediante pago y con todas las bendiciones legales, no cesa de sufrir ataques desde que iniciara sus actividades y sigue acusando a las productoras más importantes, agazapadas tras algunas entidades de gestión de derechos de autor, de pretender monopolizar el mercado de la venta de música on line.

En sus inicios, Weblisten hubo de obtener primero la correspondiente licencia de derechos de autor que le posibilitara realizar su actividad cumpliendo con todos los requisitos legales. Así comenzó con la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la Asociación de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes (AIE), quien se atribuyó además el pago de los derechos a las compañías discográficas, a través de su Entidad de Gestión AGEDI. Las obtuvo sin ninguna complicación. Después de haber obtenido todas las licencias exigibles por la legislación en materia de propiedad intelectual, entró en discordia AGEDI, a la que le siguió AFYVE, quienes representan a las principales productoras discográficas, (muchas de ellas implicadas en otros proyectos empresariales en competencia con Weblisten), y quienes se niegan a reconocer la validez del contrato firmado por la AIE+AGEDI con Weblisten.

No satisfechos, interpusieron un procedimiento penal contra Weblisten acusándola de lo que ahora se acusa prácticamente a todo el mundo que no se muestre de acuerdo con la generalización del canon por copia privada a todos los soportes digitales:"piratería". Ni que decir tiene que ese procedimiento penal fue archivado, por dos ocasiones, al estar Weblisten licenciada -previo pago- por dos entidades gestoras de derechos de autor. Los recursos de AGEDI han conseguido que el procedimiento siga adelante, si bien el mismo lleva abierto siete años, y ya el Juzgado de Instrucción ha estimado la eventualidad de una sentencia absolutoria.

Ante el escaso éxito de la vía penal, cuatro multinacionales del disco abrieron la vía civil por competencia desleal en la que finalmente se falló estimando las demandas de tres de ellas, aunque tan solo respecto al repertorio objeto de la demanda, una pequeña parte del repertorio que explota weblisten. Bien es cierto que AIE presentó, presionada por AGEDI, en los Juzgados donde se tramitaban las demandas un certificado en el que se faltaba a la verdad, motivo por el que Weblisten ha interpuesto la correspondiente demanda contra esta Entidad, con el objeto que se declare la validez y vigencia del contrato hasta el año 2.008 en el que expira.

Y ahora viene el intento de puntillazo final a Weblisten: las discográficas, agrupadas en una denominada IFPI, cuyo brazo ejecutor en España es AFYVE, a través de su representante en Alemania, lanzan de nuevo el anatema: Weblisten distribuye música ilegalmente en Alemania, ergo piratería desde España?

Weblisten, ha emitido un comunicado en el que acusa directamente a la denominada IFPI de querer fijar los precios finales al consumidor por descarga, fijación de precios que juzga contraria al mercado y muy especialmente en contra de los consumidores, en el supuesto de que Weblisten accediera a las pretensiones monopolísticas de la IFPI.

Asimismo, Weblisten ha anunciado que se reserva el derecho de emprender acciones judiciales contra la IFPI por el daño en su imagen, ya que todo el repertorio musical que distribuye es completamente lícito y su actividad completamente legal, no sólo en España sino en el resto de Europa, incluida Alemania, y determinados servicios puede ofrecerlos a nivel internacional (según informa weblisten, las licencias que tiene concedidas asi lo determinan).

No deja de llamar poderosamente la atención el silencio que vienen guardando todas las entidades de gestión de derechos de autor sobre esta situación de acoso, algunas de ellas embarcadas también en proyectos en competencia con Weblisten. Desde la Asociación de Internautas y desde la Asociación de Música en Internet, nos solidarizamos con todos los trabajadores, directivos y clientes de Weblisten y, como ellos, reclamamos de los poderes públicos su urgente intervención para poner fin a esta constante ?caza de brujas? que se está llevando al socaire de los derechos de autor, cuando en realidad se trata de estrategias empresariales soterradas dirigidas por las multinacionales discográficas en su afán de restringir la competencia y asegurarse sus posiciones de dominio. Por todo ello, exigimos del Gobierno que de los pasos necesarios para la inmediata regulación de la venta on line de obras sujetas a derechos de autor y la transparencia de las tarifas de las compañías discográficas, haciéndolas públicas a través del Ministerio de Cultura y que no sean pactadas arbitrariamente con unos pocos elegidos.

De forma que se imposibiliten maniobras como las denunciadas, impropias de entidades que se dicen defensoras de los derechos de autor como la IFPI cuando únicamente están apoyando estrategias empresariales dirigidas a monopolizar y controlar el mercado mundial de la venta de música on line.

Asociación Música Internet -AMI- / Asociación de Internautas -AI-
(15 de enero de 2.005)


pdfprintpmail