Archivado en Noticias, Acceso

España pierde más terreno en la utilización de Internet


Para los críticos, el retroceso en la utilización de Internet es debido a la falta de disponibilidad de conexiones de banda ancha y a los altos precios.




Un estudio de la asociación para el análisis de los medios de comunicación (AIMC) lo ha puesto de manifiesto. Por primera vez desde 1996, el número de usuarios de Internet en España, ha disminuido de nuevo.

Si en el amplio Estudio General de Medios (EGM) del país se habían registrado, en el plazo del análisis, más de 12 millones de usuarios de Internet (33,1% de la población), en la nueva comparativa, la más actual, sólo se registraron escasos 12 millones (32,9% de la población).

Se comparó el plazo de Octubre-Noviembre 2004 con el de Abril-Mayo 2004. El mayor índice de usuarios de Internet se concentra en la provincia de Madrid. Aquí el 40,3% de los ciudadanos utiliza Internet. Les sigue el País Vasco con el 39,4% y Cataluña con el 36,5%.

La Asociación de Internautas, considera que el estancamiento es causado principalmente por la poca disponibilidad de conexiones ADSL.
El hecho de que mensualmente se creen únicamente 75.000 conexiones de banda ancha, es insuficiente. El mercado es incapaz de proporcionar una oferta razonable para que España se pueda acercar a la media europea.

Los datos se confirman en un estudio más reciente de una sociedad de estudios de mercado Nielsen/Netratings.Según éste, en Europa habrían aumentado las conexiones de banda ancha en un año en un 60%, a 54,2 millones. Mientras que más de la mitad de todos los usuarios de Internet en Europa disponen de una conexión rápida, en España solamente son el 30%.

Si se amplia el margen, entonces España perderá mas terreno. Actualmente el país se sitúa en el 17º lugar en la Unión Europea. Con un 24% en Portugal y un 28% en Grecia, España se sitúa en los últimos puestos de los antiguos 15 países de la Comunidad Europea. Actualmente, ya utilizan en 4 de los 10 nuevos países de la Comunidad Europea, porcentualmente hablando, más personas, Internet, que en España. A la cabeza de los 10 nuevos miembros se encuentra Eslovenia (49,7%), Estonia (46%) y Chequia (34,6%) y también Eslovaquia se sitúa con 33,3%, por delante de España.

Un problema, según los datos de la Asociación de Internautas, es que sobretodo se invierte en la capital, Madrid  y en la segunda ciudad más grande, Barcelona. Allí, los usuarios, en muchos distritos, pueden elegir entre ofertas distintas como ADSL Wi-Fi o conexiones por cable. Al mismo tiempo, 4 millones de usuarios de conexiones telefónicas deben darse por satisfechos de poder utilizar las conexiones lentas por módem.

Responsable de ésta política es principalmente Telefónica, antiguo monopolio del Estado y por lo tanto también el gobierno, que controla en gran parte esa sociedad. Otras compañías lo tienen muy difícil para competir con Telefónica. Éstas se concentran por esa razón en los centros de mayor población y se presentan en el mayor de los casos como revendedores de las conexiones de Telefónica. De esta forma, están garantizados los altos precios de Telefónica para los malos servicios. Que Telefónica haya alcanzado 2,5 millones de conexiones ADSL y la competencia, junta, solamente 100.000 lo demuestra claramente. Por lo tanto no sorprende, que Telefónica en los primeros 9 meses de 2004 aumentase sus beneficios un 5,1%, en más de 2.000 millones de euros.

De las conexiones ADSL que no dependen de Telefónica, le corresponden más de 70.000 al competidor vasco Euskaltel, que sólo tiene presencia en las provincias vascas Álava, Vizcaya y Guipúzcoa. Euskaltel cuenta con el apoyo del gobierno regional vasco y está orientada desde hace años a la utilización de Internet (ofensiva de Internet vasca) y trabaja para tener una red de cable propia. Que en estas tres provincias la utilización de Internet haya crecido del 29,1 al 39,4 según el último estudio, muestra entre otros, el éxito.

Además de la falta de disponibilidad de conexiones de banda ancha, también los altos precios son responsables de esta situación. En España se pagan de promedio 45 ? al mes, mientras que en Gran Bretaña (45% de usuarios) sólo se pagan 29 ? y en el país vecino, Francia (45% de usuarios) solamente 25 ?, según los Internautas.

De forma espontánea, se reúnen firmas para exigir al nuevo gobierno socialista una mejora de la situación. En lugar de cambiar las leyes de sus antecesores conservadores, que habían "enviado infinidad de páginas Web al exilio" (la discutida ley de Internet española en vigor), siguen con la política de sus antecesores, que habían criticado estando en la oposición. Además, se siguen cobrando impuestos por derechos que prácticamente han dejado de existir (periodo navideño-periodo de reyes) en vez de desarrollar
de forma efectiva la utilización de nuevas tecnologías. La petición habla de "precios desorbitados"; además, subraya, las llamadas conexiones de alta velocidad de 256 o 512k son ridículas en una comparación europea.

Según la petición, "España ya se perdió la Revolución Industrial y no debería de permitirse el lujo de perder el tren en Internet". "Si ustedes no están a la altura de la época, nosotros sí", finaliza el documento que casi 23.000 Internautas ya han firmado.

www.heise.de(en alemán). Traducción de Andrés Navarro

pdfprintpmail