Archivado en Noticias, Acceso

Banda Ancha. Un mercado dominado


El acceso a Internet a través de banda ancha es una realidad, pero si escudriñamos en los entresijos de este segmento, veremos que no es oro todo lo que reluce, y que no todas las tecnologías están a nuestra disposición para disfrutar de ellas.




[1] Menos internautas, precios más altos

El número de internautas en España desciende. Éste es el gélido dato que se desprende de la última ola de Estudio General de Medios, correspondiente a los meses de octubre/ noviembre 2004. En concreto, hemos pasado de los 12.042 millones (33,1%) que sumábamos en el informe anterior a los 11.968 millones (un 39,9% del total de la población) reflejados en este último. Además, si miramos a Europa, podemos volver la cara enrojecidos, pues estamos en el puesto 17 entre los 25 países que conforman la UE. Todo un «logro» que, sin embargo, está justificado por parte de los posibles clientes, debido el alto precio que hay que pagar por las conexiones en nuestro país.

Frente a este panorama, nos encontramos con un segmento, el de la banda ancha, que todavía no es mayoritario y que abarca 3,36 millones de usuarios, según los datos de diciembre de 2004 ofrecidos por la Asociación de Internautas (AI). ADSL es la reina, con nada menos que 2,49 millones de usuarios frente a las 759.000 personas que acceden a Internet vía cable, la segunda tecnología más utilizada en alta velocidad. El satélite y el PLC o Power Line Communications no parece que tengan, por el momento, muchos adeptos; mientras que la tecnología vía radio, LMDS (Local Multipoint Distribution Service) ha quedado restringida al ámbito empresarial.

En definitiva, a la hora de conectarnos a Internet a través de banda ancha contamos principalmente con dos opciones, el ADSL y el cable, y aún así, los precios no son asequibles.

[2] ADSL, la más tangible

[3] El cable, un digno competidor

[4] Satélite y PLC, a la zaga

pdfprintpmail