Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

El Govern inicia la persecución del fraude telefónico, pero deben secundarle las demás administraciones


Las compañías de telefonía que operan en Catalunya ocupan el primer lugar en el ranking de las quejas formuladas por los consumidores durante el 2004.




El dato refleja la existencia de problemas reales en el planteamiento de este tipo de servicios. Las 8.700 quejas que ha recogido la Conselleria de Comerç i Consum contra la veintena de empresas --estatales y multinacionales-- que no prestan bien su asistencia al usuario reflejan dos cosas: ni ha existido hasta ahora una auténtica voluntad política de reprimir las malas prácticas en la telefonía ni han servido de gran cosa los expedientes y multas a las operadoras ya que en bastantes casos no han rectificado sus desatenciones.

El Govern, en general, y el conseller Huguet, en particular, han tomado la iniciativa de reconducir la situación. Pero, para que haya una solución real es necesario que se implique también la Administración central, porque las causas y las denuncias son semejantes en toda España. Como además se sabe que buena parte de las quejas hacen referencia a nuevos servicios, como el acceso a internet vía ADSL sería conveniente que quienes regulan la competencia entre compañías, como la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones, se involucren asimismo en este tema.

el Peródico de Catalunya

pdfprintpmail