Archivado en Noticias, Mundo Internauta

Caso de los presuntos suicidas en Zamora: ¿qué culpa tiene Internet?


El caso de las tres personas que supuestamente quedaron a través de la Red para quitarse la vida en un pueblo de Zamora ha suscitado algunas reacciones contrarias a asociar con Internet acciones como los 'suicidios colectivos'. Y es que prácticamente todos los medios que se hicieron eco de la noticia vinculan el suceso, de una manera u otra, con la llamada 'moda de los suicidios colectivos en Japón', país en el que han muerto 31 personas en los últimos dos años en 'pactos suicidas on line'. Aunque el dato es llamativo, lo cierto es que al año se producen en Japón más de 30.000 suicidios, mientras que es España la media está en 4.500.




ELMUNDO.ES / /AGENCIAS

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, indicó a EFE que "lo pasado no tiene nada que ver con Internet, ha sido simplemente una herramienta, un medio de transmisión como otro cualquiera".

Domingo explicó que siempre que pasa "algo malo como lo ocurrido en Zamora o cuando recientemente se descubrió una red de pederastia en la Red, parece que Internet es la cueva de los piratas cuando realmente gracias a ella se han podido descubrir todas estas cosas malas. Los colectivos de internautas sacan muchas veces a la luz lo malo".

"Actos así me producen mucha tristeza", dijo Domingo, quien relacionó lo ocurrido en Zamora con lo que tuvo lugar el pasado 17 de febrero en Japón, donde cuatro jóvenes acabaron con su vida asfixiándose dentro de un automóvil en la isla norteña de Hokkaido tras haber acordado presuntamente su final por Internet "y con otros acontecimientos de este estilo en Estados Unidos". "Es un acto mimético", dijo.

Lo sucedido se parece, en cierta medida, a otros casos similares en otros lugares del mundo, como Japón, aunque también en Estados Unidos, Hungría o Italia. estos pactos 'on line' de suicidios colectivos tuvieron especial relevancia en 1997, con el caso de la secta "Heaven's Gate" (39 muertos), que fue relacionado con Internet en su momento.

El peso de la Red

No obstante, y según los datos oficiales, estos casos suponen un porcentaje muy pequeño en comparación con la totalidad. En Japón, por ejemplo, más de 34.000 personas se quitaron la vida en 2003, mientras que en los dos últimos años fueron 31 las personas se lo hicieron tras haber realizado supuestamente pactos 'on line', en un país con 126 millones de habitantes. En EEUU, con el doble de habitantes, el número de suicidas es similar. En España se producen una media de 10,7 suicidios por cada 100.000 habitantes, es decir, unos 4.500 casos.

Con motivo del Día Mundial del Suicidio, el 10 de septiembre, la OMS publicó unos datos escalofriantes sobre estas prácticas. Así, el organismo asegura que suponen "casi la mitad de todas las muertes violentas y se traduce en casi un millón de víctimas al año en todo el mundo". La OMS afirma que "en 2001, los suicidios registrados en todo el mundo superaron la cifra de muertes por homicidio (500.000) y por guerras (230.000)". Además, "en la mayoría de países de Europa, el número anual de suicidios supera al de víctimas de accidentes de tránsito".

Con estos datos, no parece pues que Internet sea responsable de un aumento en el número de casos, aunque facilita la comunicación entre potenciales suicidas, que intercambian libremente información sobre lugares y técnicas para morir en grupo. Sin embargo, la Red también posibilita nuevas maneras de evitar estas prácticas, como en el caso del pueblo de Zamora, aparte de ser también un potente instrumento terapéutico para personas con problemas psicológicos.


pdfprintpmail