Archivado en Noticias, Sin Canon

A la SGAE le crecen los enanos


A los partidos de izquierda (IU y BNG), las asociaciones de consumidores, internautas e ingenieros informáticos, el Consejo General de la Abogacía y la gente en general, se ha unido ahora el Partido Popular para parar los pies a la Sociedad General de Autores.




El partido conservador propone modificar la Ley de Propiedad Intelectual para evitar que se castigue con un canon a los programas de ordenador, equipos informáticos, conexiones a Internet, CDs y DVDs , porque lo único que consigue es “alejarnos de esa universalización y democratización de las nuevas tecnologías que nuestro país debe tener como meta prioritaria” y “ralentizar nuestro despegue hacia la sociedad del conocimiento”. Olé por el PePé.

La SGAE cree que la iniciativa popular no tiene ninguna posibilidad de prosperar, pues no cuenta con el apoyo del resto de grupos parlamentarios y “levantaría en armas a todo el sector” (¿a cuál?). A pesar de ello, a la sociedad de gestión le ha entrado el canguelo, tal ha sido su rebote: “Inexplicable, descabellada, no meditada… lo que debería preocupar a los políticos es la aplicación de la ley vigente, la erradicación de un fenómeno tan grave como la piratería física y digital”, en lugar de desproteger el derecho de autor. Pero mientras a la SGAE le dicen desde varios frentes que eso de robar a la gente de a pie está feo, medita nuevos impuestos sobre discos duros, módems y hasta líneas ADSL, navegando a toda vela contracorriente. Y se prepara para hacer caja: además de resarcirse por las pérdidas ocasionadas por la piratería, obtendrá cinco millones de euros de beneficios con el canon contra el CD y DVD. ¡Basta ya!

Reproducido de Zumo de Red

NOTA DE LA ASOCIACIÓN.-

Nueva subida del canon por la copia privada. Mientras el Salario mínimo interprofesional subirá un 4'5 %, el canon lo hará en un 30 %

Manifiesto conjunto contra el canon de los CDs y DVDs virgenes grabables

Nosotros vemos $$$$ donde pone SGAE, porque utilizamos IGNORER

...Es como un cuento perverso en el que los poetas atracan a su pueblo, los cantantes llaman piratas o pendejos electrónicos a los ciudadanos honestos, los músicos cambian sus instrumentos por calculadoras y a los autores les inspira la letra de las leyes y de los reglamentos para aplicar tasas. Una verdadera pesadilla, para salir de la cual basta con abrir los ojos y no dejarse engañar.





pdfprintpmail