Archivado en Noticias, Privacidad

Las asociaciones califican de imposible y demencial el plan del FBI


Las principales asociaciones de usuarios de Internet en España calificaron hoy de "imposible" y "demencial" los planes anunciados ayer jueves por el Gobierno estadounidense, que pretende que el FBI reconduzca el tráfico de la Red hacia servidores centrales, donde retendrían los mensajes de correo electrónico para revisarlos, como parte de las medidas para luchar contra el terrorismo.




Tanto la Asociación de Internautas (AI) como la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) consideran inviable esta medida debido a que la legislación estadounidense y la europea van en direcciones opuestas. Además, en el caso español, una decisión en este sentido supondría la violacón del Código Penal, puesto que la normativa nacional equipara el delito de la manipulación del 'e-mail' con la del correo postal.

El presidente de la AI, Víctor Domingo, señaló que la Administración estaounidense "pretende tener mano libre" para la interceptación de los correos electrónicos, pero la medida parece "imposible". "Bush tendrá poderes en su país, pero en Europa no es factible", añadió en declaraciones a Europa Press.

Domingo calificó de "demencial" e "infernal" una iniciativa que chocaría con las legislaciones europeas y que, en el caso español, chocaría frontalmente con el Código Penal. "Una cosa es la seguridad y otra cosa son los derechos civiles de la gente", distinguió el presidente de la AI, que se plantea cuál es entonces la función del sistema 'Carnivore' de interceptación de mensajes que ya aplica Estados Unidos.

Además, la iniciativa plantearía dudas acerca de la encriptación de 'e-mails'. "?La van a impedir también?", se preguntó Domingo. No obstante, aseguró que hoy en día ya es "preocupante" que cualquier proveedor de servicios (ISP) puede leer los correos, pero --precisó Domingo a Europa Press-- el problema es que "leerlos todos es imposible", por lo que se trataría de "establecer filtros".

SOLO CON ORDEN JUDICIAL

Por su parte, Miguel Pérez Subías, presidente de la AUI, señaló que es "imposible" aplicar dicha política con la actual legislación, puesto que "el derecho a la intimidad en Europa es muy diferente al de Estados Unidos".

En declaraciones a Europa Press, Pérez Subías se mostró partidario de la intercepción del correo electrónico "sólo cuando haya indicios de delito" y se cuente "con una orden judicial", es decir, en el mismo caso que con el correo postal. "En caso contrario estaríamos vulnerando el Código Penal, apuntó.

El máximo responsable de la AUI explicó que con "la intervención automática o sistemática" de los medios de comunicación de la gente se terminaría por "espiar cualquier comunicación comercial o personal".

No obstante, consideró que la iniciatiava es "técnicamente viable", aunque el problema sería "el volumen de información, ya que no sería práctico". El hecho de que el "sistema sea digital hace que se podría automatizar", porque, además, ya existen "centros de control para la mayoría de los correos", afirmó a Europa Press.

La controversia se plantea, según el presidente de la AUI, debido a la "globalidad", que haría que las legislaciones nacionales entraran en conflicto, es decir, en el caso de que un español tuviera una cuenta de correo en una empresa estadounidense.

En este sentido, su homólogo de la AI también señaló la imposibilidad de diferenciar los 'e-mail' que vienen de España. "Es muy difícil hacerlo, incluso para Estados Unidos", concluyó.

Reproducido de Europa Press

pdfprintpmail