Cuestionario sobre plataformas de movilidad


Archivado en Noticias, operadoras

La Audiencia ratifica la multa de 60.000 euros a Uni2 por una deuda de 11


La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso que Uni2 presentó contra la sanción de 60.101,21 euros impuesta por la Agencia de Protección de Datos. Lince Telecomunicaciones (Uni2) incluyó en una lista de morosos a Juan Miguel Sánchez por el impago de una factura de 11 euros que emitieron por un servicio que el usuario canceló antes de recibir.




Un juzgado de Madrid declaró "inexistente" la deuda en 2001. La APD sancionó en 2002 a Uni2 con el importe mínimo por cometer una falta grave. Uni2 recurrió contra la sanción. Ahora, el tribunal confirma la multa y condena a pagar las costas a la telefónica. A la hora de analizar el recurso, el tribunal es tajante: "Debiendo desestimarse el presente recurso con expresa imposición de costas a la parte recurrente dada su evidente temeridad en presentar y mantener un recurso claramente insostenible".

Uni2 solicitó a la Audiencia Nacional que se "atenuara" la sanción. El tribunal también es rotundo en su negativa: "La administración demandada ha sido muy generosa en la cuantía de la multa impuesta a dicha parte". Uni2 deberá ingresar el importe antes del 20 de abril.

Juan Miguel Sánchez ha demostrado ser una persona paciente. Lleva más de cinco años pleiteando porque lo incluyeron en una lista de mororos por una deuda , que un juzgado de Madrid declaró inexistente, de 11 euros.

Sánchez es abogado e insiste en matizar: "Mis consideraciones son generales y no por mi condición de abogado". Asimismo estima que "los honorarios del colegio de abogados por todos los pleitos supondrían más de 6.000 euros, un alto precio si se compara con los 11 euros que reclamaba Uni2".

Ni cinco minutos de alta

Sánchez contrató por teléfono en mayo de 2000 un 'bono 30' de Uni2 y, minutos después, llamó para darse de baja porque se percató de que tenía contratados los servicios con otra empresa del grupo(Wanadoo/CTV). "El tiempo de alta no llegó ni a cinco minutos y no usé el bono".

Meses después, Sánchez comenzó a recibir llamadas de abogados y cartas en las que le exigían el pago de 1.778 pesetas. Después, ASNEF Equifax, empresa que realiza informes de crédito, le comunicó que había sido incluido en su lista de morosos. Aunque la cantidad era pequeña, Sánchez interpuso una demanda contra Uni2. Un juzgado de Madrid declaró "inexistente" la deuda porque, al no haber ningún contrato firmado ni probado que "se activara el servicio", la compañía "carece de acción alguna para exigir el pago".

Uni2 recurrió contra la sentencia, pero la Audiencia Provincial de Madrid desestimó su recurso en 2002, el mismo año en que la telefónica fue sancionada por la APD, que consideró que la inclusión en ASNEF tras una sentencia que declaraba inexistente la deuda "supone una vulneración del principio de calidad de los datos a la que debe responder Lince (Uni2), por ser el responsable de la veracidad de los datos que suministra a ASNEF".

En 2002, Sánchez explicaba a /Ciberp@ís/. "Ellos dicen que me dieron de baja de ASNEF el 7 de julio de 2002, casi 13 meses después de que un juez declarara que no existía la deuda. Pero el 1 de julio fui a comprar una cámara de 300 euros en un gran almacén y solicité pagarla a plazos, y me dijeron que no me daban el crédito por figurar en ASNEF".

La batalla continuó. "En 2004, también condenaron a Uni2 a pagar 1.800 euros por daños y perjuicios. La telefónica recurrió. Ahora sólo falta que se resuelva el recurso. Entre costas, multa y daños y perjuicios llevan gastados 62.800 euros por una reclamación de 11 euros".

El abogado asegura que lo que más le llama la atención es que "en todo el pleito Uni2 no ha aportado ni una sola prueba, se ha limitado a realizar descalificaciones y a repetir que es una empresa que cumple con la legislación".

Reproducido de CiberPais

pdfprintpmail