Telefónica aumenta un 25,4% sus beneficios gracias a los móviles y el acceso a internet


Telefónica aumentó sus beneficios en el primer semestre un 25,4% hasta 1.835 millones de euros. Esto ha sido posible gracias al aumento de las ventas en telefonía móvil tras el crecimiento experimentado por la compra de las operadoras de BellSouth en Iberoamérica y el fuerte desarrollo de la telefonía fija por la expansión del acceso rápido a internet (ADSL) en España e Iberoamérica, donde ya cuenta con 4 millones de abonados.




LA VANGUARDIA - Redacción. MADRID Estos resultados se situaron por encima de las previsiones de los analistas, lo que provocó que en bolsa su cotización cerrara con un alza del 1,5%. Las ganancias del último trimestre, que aumentaron un 16%, hasta 922 euros para Telefónica, están en línea con las que han obtenido otras grandes operadoras europeas, como BT, que aumentó un 24% hasta 374 millones de libras, y France Télécom, que se convertirá en un duro competidor en el mercado local tras la compra de Amena y la integración de sus negocios en España, y que triplicó sus ganancias semestrales. Todas ellas mantienen la misma estrategia de desarrollo del ADSL (banda ancha) para compensar la caída del uso del teléfono fijo.

Telefónica aumentó sus ventas en el primer semestre un 20% hasta 17.359 millones y el resultado operativo se situó en 6.621 millones, un 15,3% más. Hasta junio la operadora contaba con 145 millones, casi un 40% más que en el mismo periodo del 2004. En este periodo sus inversiones aumentaron un 48% hasta 1.989 millones por el desarrollo del acceso rápido a internet y las inversiones en sus filiales de móviles iberoamericanas.

El rasgo más significativo de su cuenta de resultados es que Móviles se consolida como el pilar del grupo con un aumento de los ingresos del 40% sobre el mismo periodo del año pasado. Este fuerte incremento se debe no sólo a la incorporación de las filiales de BellsSouth, sino al fuerte esfuerzo de marketing realizado para unificar todas las filiales en 13 países en la marca Movistar.

El segundo elemento es Telefónica de España, que gracias al desarrollo de la ADSL aumentó su resultado operativo un 46,2%. El negocio de la telefonía fija en España incrementó sus ventas un 5,4% a 5.802 millones de euros. Pese a ello, los ingresos procedentes de España representaban, a 30 de junio, el 55,4% del total consolidado del grupo, lo que supone una reducción de 6,8 puntos porcentuales respecto a la aportación de hace un año. Por su parte, Iberoamérica aumentó un 33% sus resultados.

La deuda financiera neta a finales de junio se situaba en 27.990 millones de euros, con un aumento del 57%, debido a las necesidades de financiación, la apreciación del dólar y las divisas latinoamericanas respecto al euro y a las variaciones en el perímetro de consolidación, si bien es claramente inferior a los 46.300 millones de euros que registró France Télécom a fin de junio.

pdfprintpmail