Cuestionario sobre plataformas de movilidad


Archivado en Noticias, Sin Canon

Teléfonos móviles y reproductores MP3 pagarán el canon de la SGAE


Finalmente la Sociedad General de Autores ha conseguido imponer sus tesis y el Congreso de los Diputados introducirá el canon en los nuevos dispositivos multimedia y modificará sustancialmente el derecho a la copia privada que hasta el momento beneficiaba a los consumidores.




Redacción - Noticiasdot.com.. A partir de la aprobación de la ley, todos los dispositivos electrónicos que sean aptos para la reproducción de música o video estarán sometidos al pago de un canon por copia privada.

Según explicaron distintos parlamentarios, existe aún una confusión en cuanto a los dispositivos que pueden verse afectados por esta nueva ley. Así, por ejemplo, los discos duros de los PCs de sobremesa estarían excluidos, no así, los de los ordenadores portátiles y externos. Además, los teléfonos móviles e incluso las nuevas consolas portátiles (como la PSP) ya ofrecen esta prestación por lo que también se verán afectados por el canon.

La SGAE dijo ayer que por el momento solo recaudará el canon sobre reproductores MP3 aunque no descarta en un futuro extenderlo a otros dispositivos. Tampoco dijo cual será el importe del canon aunque seguramente irá en relación a la capacidad de almacenamiento del dispositivo.

Copias limitadas

Los diputados de la comisión también modificaron el concepto de copia privada y limitaron este derecho del que ahora disponían los consumidores.

La copia solamente podrá hacerse si se dispone de un original y quedará limitada al ámbito cercano más estricto. Por supuesto, se acabó hacer copias para los amigos de algo que uno ha comprado.

Según señalo un directivo de la Federación Antipiratería con la nueva ley en la mano, se "podrá hacer una copia a un hermano pero no a un amigo".

Legislación confusa

Con la nueva ley en la mano, los tribunales pueden convertirse en los que finalmente decidan la validez de un canon en según que soportes o dispositivos.

Desde las asociaciones de usuarios y consumidores no se entiende como se puede cobrar un canon para hacer una copia privada de algo que tecnológicamente es imposible copiar. Se refieren, por ejemplo, al hecho de que los DVD originales incorporan sistemas antiprotección por lo que es ilógico que el consumidor se vea en la obligación de abonar 0,60 céntimos por cada soporte que adquiera.

Este es uno de los motivos por lo que algunos lobbys del sector audiovisual manifiestan cierta oposición al canon preocupados con la idea de que los tribunales decidan seguir el ejemplo francés y obliguen a los productores cinematográficos a permitir una copia privada de los DVDs originales.




pdfprintpmail