Guia práctica para hacer compras en internet


El MP3 se rebela contra el canon que planean los autores


Los fabricantes critican las demandas de la SGAE y dicen que algunos reproductores subirán de precio más de un 20 por ciento




ÀLEX BARNET Ls Vanguardia BARCELONA La demanda interpuesta hace unos días por la SGAE en España contra varios fabricantes, entre ellos Apple, exigiendo el pago de un canon por cada reproductor musical ha provocado las quejas de la industria. La medida podría afectar a los aparatos vendidos anteriormente, que no fueron pocos. En el 2005, se vendieron en España unos dos millones de reproductores portátiles MP3.

Creative, una de las principales firmas del sector, critica los importes que pretende cobrar la SGAE, la falta de uniformidad europea en el asunto y el carácter retroactivo de la medida, que quiere fiscalizar los aparatos vendidos años atrás. Asimelec, la asociación que agrupa a los principales fabricantes de electrónica, cuestiona el concepto mismo de canon, una tasa que empezó aplicándose a los discos CD y DVD vírgenes y que podría extenderse pronto a otros aparatos,, como los móviles con capacidad musical.

La demanda contra Apple, según la SGAE, ha sido interpuesta tras diversos intentos fallidos para conseguir que la compañía norteamericana, fabricante del conocido iPod, asuma este canon. Como explicó en su día este diario, la UE no tiene ni legislación ni criterio común.

Algunos países no tienen canon y los que lo tienen aplican tasas diferentes según las características técnicas de cada modelo, como en Francia. En consecuencia, la diferencia de precios entre distintos países para un mismo modelo de iPod puede llegar a los 60-70 euros.

Apple España ha confirmado la demanda de la SGAE, pero sin comentarla : "Es cierto que ha presentado una demanda contra nosotros. El asunto está en manos de los abogados", señala el portavoz de la compañía a este diario.

Creative, otra gran especialista mundial en reproductores de música digital, critica abiertamente a la SGAE. Según Elías Delgado, director de marketing de la firma en España, "el concepto mismo de canon es discutible y, además, las tarifas de la SGAE son desproporcionadas y van a hacer que los reproductores de gran capacidad, cuyo precio es de unos 300 euros, tengan un coste extra de otros 70 por el canon, más de un 20 %". En Asimelec, organización que reúne a casi 200 fabricantes de electrónica, entre ellos pesos pesados como Apple, Creative, Sony, Panasonic y Samsung, plantean una enmienda a la totalidad.

pdfprintpmail