Archivado en Noticias, Sin Canon

Se extiende la opinión de que la imposición del canon ralentiza el desarrollo de la Sociedad de la Información


La firme y activa oposición que miles de internautas españoles hemos manifestado -desde uno setiembre de 2003-, contra la imposición del canon, arbitrario, indiscriminado y abusivo en los cds y dvds. vírgenes grabables en compensación por nada, ya ha dado su frutos.




Sólo hay que dar una vuelta , ahora mismo, por Internet, para constatar el grado de impopularidad que ha conseguido SGAE -en su calidad de principal beneficiaria económica- de esta imposición. Desde las páginas web del sindicato mayoritario, pasando por los sitios de encuentrode los usuarios de Banda Ancha,, o los partidarios del software libre, las organizaciones de consumidores , y numerosos blogs de las más variadas orientaciones, sociáles, políticas y profesionales, líderes de opinión en sus ámbitos. Todos contra el canon en compensación por nada .

Ahora , la industria española de lo digital, al completo, asociaciones de empresas de hardware y software, operadoras telefónicas, empresas de documentación y contenidos digitales, asociaciones profesionales, se han unido a los internautas para oponerse a la sinrazón de la compensación por nada.

El movimiento es imparable, y en Europa se acaba de anunciar que las industrias de las TIC y de los medios digitales se unen en contra de la compensación por nada. Sus argumentos son los mismos que los internautas españoles hemos defendido incansablemente, cuando afirman que "Los cánones son, básicamente, una carga fiscal injusta, indiscriminada y no transparente para los consumidores, y funcionan de forma contraria a los esfuerzos que realiza la Unión Europea para mejorar la accesibilidad a la Sociedad de la Información". "Si hacemos más asequibles los dispositivos digitales, podremos potenciar más el despegue de la tecnología en Europa, además de dejar libres unos recursos valiosos para su reinversión en innovación y en la mejora de la competitividad en Europa."

Los internautas franceses han tomado buena nota del ejemplo español y se han puesto manos a la obra para luchar contra la compensación por nada.

Nuestros representantes políticos tienen ahora que comprender que la defensa de los legítimos derechos de autor no justifica, en ningún caso, la compensación por nada



pdfprintpmail