Archivado en Noticias, Mundo Internauta

La Unión Europea, dispuesta a admitir las patentes de software


La polémica sobre las patentes del software llega de nuevo a la Unión Europea. Después de meses de discusión, la Dirección General para el Mercado Interno de la Comisión Europea ha publicado su propuesta de Directiva Europea sobre este asunto, que propone la admisión de las patentes sobre programas informáticos.




OLALLA CERNUDA-MADRID.
La propuesta de la Comisión Europea a los Quince invita a la armonización de las legislaciones sobre patentes de inventos que requieran un programa informático, con el fin de establecer "un marco jurídico claro y uniforme" en toda la Unión Europea. Sin embargo, diversas asociaciones de apoyo al software han mostrado su firme disconformidad con la aprobación, contra la que llevan luchando meses. Según la organización Eurolinux, la propuesta de la Comisión ignora informes realizados en Francia y Alemania que muestran el impacto negativo de las patentes de software sobre la innovación. Además, aseguran que la directiva permite patentar "programas producto". Esto supone de facto patentar técnicas innovadoras que se implementen con software, incluyendo métodos de negocio.

En una rueda de prensa ofrecida ayer, el comisario en rueda de prensa, el comisario europeo de Fiscalidad y Mercado Interior, Frits Bolkestein, reconoció que Bruselas ha recibido fuertes presiones del sector, y aseguró que se ha hecho una propuesta que quiere que "aquellos inventos que requieran el uso de un programa informático y que ofrezcan una contribución técnica puedan ser patentados".

En virtud de esta directiva se podría, por ejemplo, patentar "un programa informático nuevo que se utilizara conectado a una máquina de rayos X que midiera la cantidad de radiación de esa máquina y facilitaría las imágenes".

Bolkestein aclaró que esta directiva, que deberá ser aprobada por el Consejo de Ministros y por el Parlamento Europeo, "no permitirá patentar programas informáticos como tales".

Tampoco se podrán patentar los llamados "business methods", es decir, los métodos para el ejercicio de actividades económicas que se basan en ideas tecnológicas existentes y que se aplican, por ejemplo, en materia de comercio electrónico, ya que éstos continuarán estando protegidos por el derecho de autor.

Bolkestein aseguró que el régimen lingüístico por el que se regirán las patentes de inventos que requieran software es el mismo que actualmente se aplica en la Oficina Europa de Patentes (OEP) de Múnich, es decir, de tres lenguas de trabajo (inglés, francés y alemán).

El comisario, que reconoció que la cuestión de los idiomas es un tema difícil y aseguró que en la práctica va ser la lengua de Shakespeare la que predomine en este sector porque "el idioma del software es el inglés".

Se mostró, sin embargo, confiado en que la propuesta de directiva sobre inventos que requieran un programa informático no permanezca bloqueada en la mesa del Consejo de Ministros de la UE como ocurre desde hace más de un año y medio con la propuesta de la patente comunitaria por cuestiones jurídicas y lingüísticas.

Reproducido de El Mundo

pdfprintpmail