Archivado en Noticias, Seguridad

Software libre


Representantes del sector Internet destacaron las oportunidades y vulnerabilidades que presenta el código abierto de Red ('software libre') y sus posibilidades futuras de consolidación como alternativa al llamado 'software' de propiedad durante la Comisión de la Sociedad de la Información celebrada en el Senado.





El nuevo sistema operativo es "una oportunidad que se presenta en bandeja de plata en términos de propiedad intelectual" que "vale la pena impulsar", aseguró desde México el experto en el código abierto 'Linux' Miguel Icaza a través de una videoconferencia.

En su opinión, las principales ventajas de este 'software' residen en los cuatro derechos sobre los que se basa: de uso --"todo al que le llegue puede utilizarlo" sin necesidad de licencia, apuntó Icaza--; de modificación --para adaptarlo a las necesidades de cada usuario--; de copia --permite la creación legal e ilimitada de réplicas, lo que elimina el concepto de 'piratería' informática--; y de redistribución de las modificaciones a cuantos usuarios se desee.

"Lo interesante del 'software libre' es que todo el conocimiento le pertenece a todos" sin limitaciones de aprendizaje derivadas de las licencias, que "permite que todos nosotros seamos parte de la aplicación", apuntó. Según Icaza, el código abierto --utilizable tanto en estaciones de trabajo y sistemas inversos o como servidor de información-- implica, además, una mayor seguridad y "un coste total de propiedad muy bajo" en relación al 'software' cerrado. Este último se otorga con el único derecho de uso, y bajo ciertas restricciones, su duplicación es ilegal, no pertenece al usuario y requiere actualizaciones constantes, enumeró, precisando que las "actualizaciones con el 'software libre' son constantes y naturales".

DISPONIBIIDAD Y ECONOMIA

En este sentido, Icaza señaló que "vale la pena impulsar el 'software libre" y "reconsiderar si estamos pagando demasiado por una tecnología que puede conseguirse libremente" y, aunque no del todo gratuita, sí de forma más rentable en su aplicación al entorno gubernamental y de la iniciativa privada.

Así, reconoció que para el usuario particular, el código abierto sigue siendo poco útil por la aún escasa compatibilidad con las aplicaciones que demandan los internautas no profesionales. Sin embargo, tanto el Gobierno como las empresas requieren habitualmente de un "software a medida" para el que el código abierto puede ofrecer una "gama muy completa" de aplicaciones y programas.

Asimismo, advirtió del peligro de que la aprobación por parte de la Unión Europea del pago por el uso de patentes produzca una "hemorragia" de pagos por licencias hacia Estados Unidos ante la "concentración del mercado" que se vive en este ámbito. "Recomiendo que en vez de que se gaste el dinero de la Administración o de la iniciativa privada en 'software' de propiedad se utilice para financiar proyectos de investigación de universidades o instituciones que permitan crear una industria sana" y adecúen el código abierto a las necesidades que aún no cubre, apostilló.

DEBILIDADES

Sin embargo, el consejero delegado de Microsoft Ibérica, Francisco Román, hizo hincapié en las "debilidades" que implica el uso de un código abierto, y en especial la ausencia de un sujeto real responsable del mismo, "que responda del sistema hoy y en el futuro", ya que hasta ahora el 'software libre' está siendo desarrollado por voluntarios y sin estructura de márketing o difusión de su utilización.

Durante su intervención en la Comisión se posicionó también en contra de los argumentos de Icaza en cuanto al coste total del 'software libre' que estimó "más elevado" porque la mayor complejidad del sistema "exige más inversión en servicio o compensación en 'hardware". Asimismo, aunque reconoció la "transparencia y sentido de la comunidad" que aporta el código abierto y el "enriquecimiento del marco competitivo que impone", señaló que su sistema de licencias "corre el riesgo de contaminar toda una industria y hace inviable un modelo comercial". "Va contra un modelo de negocio probado que crea valor alrededor del trabajo realizado y que ha mostrado ser muy efectivo a la hora de generación de riqueza", dijo.

En su opinión, muchas empresas que apoyan este modelo lo hacen esperando suplir la reducción de ingresos con otros servicios. "Subrayo que la rentabilización comercial del esfuerzo de desarrollo de 'software' vendrá por actividades distintas al desarollo de 'software' y esto siempre es malo", sentenció Román.

Por contra, el consejero delegado de Microsoft Ibérica defendió el desarrollo de 'codigos compartidos' con compañías, instituciones o centros docentes que puedan utilizar 'software' de propiedad y modificarlo para su uso, "pero no para su comercialización", lo que permite "encontrar lo mejor de ambos mundos".

Para suplir las carencias del 'código abierto', Microsoft seguirá centrando sus esfuerzos en los ámbitos de la seguridad --"es la primera de nuestras prioridades", subrayó Roman--, privacidad, conectividad inalámbrica y servicios multimedia, concluyó.

Reproducido de Inicio.com

pdfprintpmail