Archivado en Mundo Internauta

REFLEXIONES INTERNAUTAS

Democracia electrónica participativa -vs- Democracia representativa.


Las tecnologías de la información están transformando nuestra forma de relacionarnos, de hacer negocios, de comunicarnos, de acceder a la información, etc lo cual ya es una realidad palpable y que no admite discusión. Curiosamente son pocos todavía los que plantean que estas tecnologías podrían influir en los ámbitos del gobierno.




En nuestra actual Democracia Representativa (DR) es ya frecuente que los políticos tengan páginas web donde expresen sus puntos de vista, 1 , 2 (por cierto iba a poner marianorajoy.es pero parece cerrada), Que además tengan un medio por el que reciban las preguntas de los ciudadanos es mucho más infrecuente, y que además respondan es algo que puede calificarse de sorprendente. Si en la democracia representativa, si no obtenemos respuesta, ¿Hasta que punto es representativa?

Pongamos ejemplos que muestran las limitaciones de la Democracia Representativa. Una plataforma nacional ha entregado el pasado mes de Marzo un millón de firmas en el ministerio de industria contra el canon digital. El hecho es sorprendente por tres motivos. El primero es que una organización no política consiga un millón de firmas, el segundo es que un 3% de los votantes totales, se reúnan con la oposición práctica de todos los partidos políticos (los principales partidos se opone a la eliminación del canon actualmente) firmen un manifiesto y el tercer hecho sorprendente es la tibia respuesta por parte de los poderes actuales. Si un gobierno tuviera un millón de personas en la calle sería inaudito este tipo de respuesta.

En la democracia representativa actual los partidos políticos, tan solo tienen organizado la forma de proporcionar su información a los medios de comunicación tradicionales (Televisiones masivas y prensa escrita), y se sitúan en el estadio en el que envían información de forma masiva por medios digitales.

La posibilidad que abre la DEP (democracia electrónica participativa ) no es ya recibir la información de primera mano, sino que sean los administrados los que pongan algunas de las prioridades de gobierno.

La actual realidad muestra que aunque el nivel del debate oficial es escaso, las tecnologías de la información ya han comenzado a transformar la realidad del reparto de poder. ¿En que sentido? Posibilitado formas de movilización que hace 5 años eran impensables. La ya mencionada movilización contra el canon digital, los mensajes por móvil del 13M, las movilizaciones contra la organización mundial de comercio o en algo más cercano webs como Loprometidoesdeuda.com, losgenoveses.net, etc.

Aunque podemos no comulgar con los fines buscados, lo que no es discutible es que las tecnologías de la información son las que posibilitan su existencia.

Una vez establecidas algunas de las limitaciones de la democracia representativa, que cambios represantaría la DEP.

La DEP (democracia electrónica participativa) es una forma de transformar el poder legislativo de forma que tanto la propuesta como la votación de las leyes principales pueda estar al alcance del ciudadano.

Es decir que una propuesta de ley de segundo nivel (las leyes fundamentales) deban ser sancionadas por los ciudadanos de la misma manera que son las elecciones generales.

Cuando se expone estas ideas, incluso los más convencidos demócratas esgrimen serios inconvenientes que son analizados en este artículo.
Los inconvenientes esgrimidos

La gente no tendría interés

Este es el inconveniente más popular. Si bien es una afirmación curiosa en un país donde se considera no extraordinario que voten. ¡pagando! 5 Millones de personas a un cantante en un concurso televisivo. ¿Es más fácil que 5 millones de personas voten a un cantante pagando, o que voten sin pagar por una ley que les afecta?

Los votantes no conocen lo que votan

Este también es un pero curioso. No conocen la ley que votan, pero ¿Conocen mejor a los partidos políticos actuales?. ¿Que cree que preferirá un votante?, votar sobre una ley sobre la que puede informarse, sobre la que puede acceder a multitud de fuentes de información, sobre la que puede acceder a su contenido con exactitud o a un partido político que dice una cosa y finalmente puede pactar casi la contraria.

En este sentido la extensión de una sociedad de la información juega un papel muy importante, tanto si se opta por la DEP, o por la democracia representativa tradicional.

Sería muy complicado

Es claro que crear una legislación adecuada sería una tarea laboriosa, pero casos como el de Letonia ya abren el camino. En España, con una población con un 70% de penetración de telefonía móvil, con un acceso a Internet que debería ser un derecho universal no es previsible que los inconvenientes vinieran de la parte legislativa ni por la de acceso.

Sería muy caro

¿Cuantas leyes de importancia se elaboran en una legislatura de cuatro años?.10 es un número razonable. Si votar le supusiera algo tan complicado como mandar un mensaje desde el teléfono móvil. ¿De que precio estamos hablando?. Probablemente 6-8 Millones de euros por votación. En torno a unos 70 Millones en una legislatura. Por comparar es la cláusula de rescisión de un futbolista de élite.

Habría problemas de seguridad

Evidentemente habrá algún trabajo que realizar. Tengamos también en cuenta que estamos en un país donde próximamente se generalizará el DNI electrónico (¡Ojala!), y donde una buena parte de la población se fía de realizar transacciones bancarias por medios electrónicos. Además organizar un fraude masivo sería una tarea cuyo balance entre el interés económico y el coste de realizarlo debería ser negativo. Ello conllevaría algunos trabajos, pero nada que no debiera abordarse igualmente.

Los inconvenientes reales

En realidad hay dos inconvenientes no planteados con frecuencia pero que serán de la mayor importancia para la adopción de la DEP.

El primero sería el rechazo frontal de las organizaciones de poder actuales (grupos de interés y partidos políticos) a que se reduzca su cuota de poder.

Los grupos de interés, que son en buena parte los que 'redondean' las leyes en su propio beneficio estoy seguro que encontrarían las anteriores y otras escusas para denostar este tipo de propuestas.

Los Partidos políticos así mismo esgrimirán también multitud de escusas en %u201Cbeneficio de la sociedad%u201D pero que ocultarían su verdadero objetivo que sería el mantenimiento de su privilegiada cuota de poder.

Y el segundo, y menos grave inconveniente sería el que proviene del porcentaje de personas que rechazan las tecnologías de la información, y donde una política previa de alfabetización y puesta a disposición de tecnología sería un requisito previo.

Las ventajas

Hasta aquí se ha propuesto por que la DEP es factible, pero falta explicar por que sería ventajosa su introducción.

Transparencia de la acción de los grupos de presión

Quien conozca como se crean las leyes conoce la relativa facilidad que tienen los grupos de presión poderosos para influir sobre la redacción de las leyes. Influyendo sobre un reducido número de personas de forma legal o ilegal, se obtienen elevados beneficios.

Con la DEP, el número de personas a influir crece de forma exponencial, con lo que la acción de estos grupos ya no puede ser soterrada sino pública.

Corrupción difícil

Al igual que con la ventaja anterior, cuando la capacidad de decisión se expande, la cantidad de fondos necesaria para condicionar una decisión legislativa crece de tal forma que no es rentable para el corruptor, ya que el coste de condicionar la decisión supera el beneficio.

Mayor capacidad legislativa

Las leyes impopulares (o aquellas que pueden ser fácilmente utilizadas en contra del gobierno por la oposición. p.e. la revisión de la política nuclear) nunca se proponen en la cercanía de unas elecciones, lo que inevitablemente limita a menos del 40% de la legislatura el momento adecuado para proponer este tipo de leyes. ¿Puede un país asumir un desperdicio de este calibre?

Algunos detalles sobre la DEP.

La DEP no es una propuesta cerrada, pero su principio fundamental es acercar la decisión a los administrados.

El primer paso es que las leyes de segundo nivel (ya que las de primer nivel, dígase constituciones ya suelen ser votadas) se voten por los ciudadanos.

Probablemente los primeros ámbitos donde se podrían probar serían en los gobiernos locales, donde los problemas de corrupción, son más notorios que en otros entornos.

Como plantearla.

Hoy por hoy aunque los ordenadores están razonablemente extendidos en nuestra sociedad, el dispositivo capaz de comunicar a la mayoría de los ciudadanos es el teléfono móvil. Con una penetración del 70% de la población en el caso español, y subiendo, no sería difícil desde el estado promover una subvención gratuita para llegar al 100%. Seguro que los operadores de telefonía del país pondrían facilidades en éste sentido tanto por la parte de Internet como por la parte de la telefonía móvil. Si a esto juntamos el advenimiento del DNI digital, nos encontramos en las puertas de la realización práctica. El trabajo comienza hoy.

bitácora de aabella

pdfprintpmail