Archivado en Sin Canon

Todos contra el canon

La SGAE multiplica por once su recaudación en el ‘canon digital’


Las entidades de gestión de derechos de autor elevan un 511,7% sus ingresos totales procedentes del sistema de remuneración compensatoria por copia privada en apenas seis años. En 2007 podrían, incluso, cuadruplicarse.




-Manuel Llamas. Expansión Los ingresos que perciben las entidades de gestión de derechos de autor en concepto de canon por copia privada –más conocido como canon digital– se han incrementado de un modo sustancial a lo largo de los últimos años. Así, en apenas seis, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha multiplicado casi por once el volumen total recaudado a través del sistema de remuneración compensatoria, que recoge la Ley de Propiedad Intelectual (LPI): en 1999 obtuvo 2,02 millones de euros, mientras que en 2005 –última cifra publicada– dicha cantidad se elevó hasta los 23,6 millones, un incremento acumulado cercano al 1.069%.

Mientras, la recaudación por copia privada correspondiente a las tres modalidades de reproducción previstas en la ley –fonogramas, videogramas, libros y publicaciones similares– por parte del conjunto de las entidades de gestión de derechos de autor presenta, igualmente, una evolución exponencial, desde los 15,1 millones de euros recaudados en 1999 hasta los 92,5 millones en 2005, un aumento del 511,7%.

Sin embargo, esta cifra podría verse incrementada, en gran medida, puesto que la reforma de la LPI –aprobada en junio del pasado año– extiende la aplicación del canon digital a todo tipo de soportes “idóneos” para reproducir y almacenar contenidos protegidos por derechos de autor. Hasta ahora, dicha tasa se venía aplicando sobre algunos soportes de grabación como casettes, CD y DVD. Sin embargo, la nueva LPI amplía el ámbito de aplicación del canon con el objetivo de compensar las pérdidas económicas que sufren los autores por el hecho de que los particulares puedan realizar copias privadas de sus obras.

Acuerdo con la industria

El pasado mes de diciembre, la industria tecnológica y las entidades de gestión obtuvieron un rotundo fracaso a la hora de acordar los nuevos equipos y tarifas sujetos a este gravámen. El Gobierno –a través del Ministerio de Cultura y el de Industria– tendría que haber dilucidado esta cuestión el pasado 27 de marzo, según estableció la propia LPI. Pero la resolución del Ejecutivo se ha pospuesto sine die ante la complejidad de la negociación entre ambos gabinetes ministeriales. Tal y como avanzó EXPANSIÓN –ver 23 de febrero–, las entidades de gestión reclamaron a la industria tecnológica cerca de 1.200 millones de euros al año en concepto de canon digital (las empresas ofrecieron once millones).

En caso de que el Ejecutivo cediese tan sólo a un tercio de la demanda económica que reclaman las entidades, esto supondría multiplicar prácticamente por cuatro la cantidad que recaudaron en 2005 en concepto de copia privada.

Además, dicho volumen sería recaudado desde la entrada en vigor de la nueva LPI –julio de 2006–. Un salto cualitativo, superior incluso al que tuvo lugar en 2003, cuando las entidades de gestión y la patronal tecnológica –Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec)– firmaron un convenio para aplicar el canon sobre la venta de CD y DVD, 0,30 y 1,20 euros, respectivamente, en función de la capacidad de grabación.

Posteriormente, a este acuerdo se adhirieron la mayoría de los importadores, distribuidores y fabricantes de soportes digitales. Así, en 2003, la recaudación total se incrementó un 72,2% con respecto al año anterior, mientras que en 2004 el aumento fue aún mayor, cerca del 124%.

En la actualidad, el canon representa casi el 50% del precio de venta al público en los CD-R, y casi el 60% en el caso de los DVD-R. La tasa sobre ambos soportes representa hoy casi el 80% de la actual recaudación de estas entidades en el ámbito de copia privada, según esta misma patronal.

Reparto por ley

Sin embargo, el cálculo acerca de la evolución recaudatoria que ha experimentado el canon digital –ver cuadro adjunto– en los últimos años no deja de ser complicada, puesto que algunas de las entidades que lo perciben no hacen públicos tales datos.
Por ello, las cifras han de estimarse como aproximadas: algunas cantidades fueron calculadas sobre la base de los datos publicados, de acuerdo con los porcentajes de reparto que establece la propia legislación (Real Decreto 1434/1992).

Sin embargo, la propia comisión asesora sobre la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria elaboró a principios de 2006 un informe muy crítico con el sistema de compensación por copia privada de la LPI, con motivo de la tramitación de este proyecto de ley.

En el citado estudio, el grupo de expertos ya ponen de manifiesto que, entre 2002 y 2004, los ingresos de las entidades de gestión de derechos de autor por copia privada se incrementó un 267%.

La situación en Europa

Según un estudio elaborado por la Alianza para la Reforma de los Cánones de Derecho de Autor (CLRA, en sus siglas en inglés) dichas tasas se han triplicado en Europa desde 2001, desde los 545 millones de euros hasta los 1.570 millones en 2006. Alemania obtuvo la mayor recaudación, con 353 millones el pasado año. Según esta misma asociación, el canon en España podría alcanzar los 454 millones de euros anuales en el año 2009. Tal y como avanzó este periódico, CLR, junto a las principales compañías tecnológicas mundiales, reclamaron a la UE en febrero, una tasa homogénea en el continente no superior al 5% del precio final del producto.

YA HAY 1.330.000 FIRMAS CONTRA EL CANON.

Tu firma cuenta. Firma aquí

pdfprintpmail