Archivado en Sin Canon

EL CANON DIGITAL EN TELEMADRID

El Tocomocho en Internet


¿Cómo puede ser que se tenga que pagar una tasa a sociedades privadas por algo que tal vez no estás utilizando?. Con ésta pregunta resumía Victor Domingo en “El Circulo” en Telemadrid, la filosofía de la Asociación de Internautas para oponerse al “canon digital” que quiere imponer éste gobierno sin demasiada oposición política por cierto.




Pero una vez más los internautas se han movilizado, al punto que el Ministro de Industria Joan Clos tiene encima de la mesa más de 1.300.000 firmas recogidas y ha enviado respuesta el propio presidente de la asociación anunciándole que las “tendrá oportunamente en cuenta”. Es decir, que ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Es cierto que en la calle el llamado canón digital no tiene muchos amigos, aún siendo muchos los que oponiéndose defienden que se grave el original -por ejemplo- ante la demagogia de que lo que pretenden es que los artistas se mueran de hambre o robarles la música. Ni tan blanco ni tan negro.

En la ley hay evidentes claroscuros, pero el criminalizar de entrada y cobrar un canon por si acaso, es como matar moscas a cañonazos.Este canon no es como el que hay en Gran Bretaña sobre las televisiones, posición mucho más razonable, pero ni Cultura, ni los partidos ni el Parlamento han querido oír esos razonamientos.

¿Por qué tengo que pagar por grabarme unas fotos mías en un CD? No parece razonable…y Si me grabo una canción de un programa de radio, como hemos hecho toda la vida, usted y yo, -sí usted también no mire para otro lado- eso no es piratería, pero bajarme una canción de la Red sí es piratería. ¿Yo no era pirata grabando canciones de los 40 Principales pero mi hijo lo es grabando de la red?. No parece justo señorías y señores de la SGAE.

Piratería es intercambiar archivos con animo de lucro, pero disfrutar musica o vídeos en red sin ánimo de lucro es difusión de cultura, pura y dura. Y muchos artistas querrían que su obra estuviera en la Red más de lo que está, como nos contaba Victor, por cierto, algunos ya están vendiendo solo en internet, sin salir en cd, dvd o punto de venta alguno que no sea on line.

Los tiempos cambian. Internet no acabará con la prensa escrita, como la radio y las grabadoras no acabaron con la música. Victor Domingo es implacable y aquí está en estado puro… pasen y vean.

Artículo de Constantino Mediavilla en Diario Crítico

pdfprintpmail