Archivado en Sin Canon

LEÓN

UPL se desmarca por primera vez del PSOE y vota contra el canon digital


Es la primera vez que ambos socios de gobierno en el Ayuntamiento de León votan en sentido diferente. El desencadenante ha sido la polémica norma del Gobierno socialista. Leonesistas y populares se unieron ayer en el rechazo al controvertido impuesto sobre los derechos de autor. La moción presentada ayer por UPL en el Pleno municipal acerca del canon digital que grava numerosos soportes informáticos sirvió para enfrentar a los dos socios de gobierno en el Consistorio y consiguió alinear a UPL y PP en contra de una medida adoptada por el Ejecutivo central.




S. A. LEÓN El MUndo La medida, adoptada recientemente por el Gobierno de Zapatero, ha conducido a la creación de un canon aplicable a productos relacionados con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, entre los que se incluyen desde CD a ordenadores. El debate sobre esta 'tasa' se trasladó ayer al salón de Plenos y provocó una inusual alineación de votos.

De «falso impuesto» lo tildaron los populares, mientras que los leonesistas reiteraron que dicho canon sólo sirve para incrementar «la brecha digital que actualmente padece León».

Tal y como expresaron en su moción los miembros de UPL, con Abel Pardo a la cabeza, el nuevo canon produce «de facto un efecto muy negativo para el desarrollo de los TICs en la ciudad de León», que dicho canon «no sólo no revierte en beneficio de los leoneses, sino que el grado de recaudación es invertido fuera de nuestra tierra», y que sólo sirve «para incrementar la brecha digital».

Las nuevas tecnologías no sólo estuvieron presentes en el salón de Plenos de la mano del canon digital.

La zona 'wifi' que piensa impulsar el Consistorio leonés también se convirtió en protagonista, pero esta vez no en forma de debate político sino de protesta vecinal en un extremo de la sala.

Representantes de una plataforma ciudadana en contra de la instalación de antenas compartieron presencia en el salón de Plenos con trabajadores del servicio de Jardines para protestar en silencio y con pancartas sobre la instalación de estas zonas de conexión libre a internet en la ciudad y sus efectos nocivos sobre la salud.

Junto a ellos, miembros del comité de empresa de los trabajadores municipales hicieron llegar sus protestas contra la privatización de servicios a la sesión plenaria.

Con la misma pancarta que periódicamente emplean los ex trabajadores del servicio de Jardines para reclamar una negociación a sus no renovaciones, los representantes del comité permanecieron en el interior del salón de Plenos las dos horas que duró la sesión.

La algarada, sin embargo, no estaba en el interior sino a las puertas del Ayuntamiento. Allí se concentraron medio centenar de trabajadores municipales, muchos de ellos afectados por alguna de las 114 no renovaciones de empleo, y se emplearon a fondo durante el transcurso del Pleno para hacer llegar sus gritos a la primera planta.

Con megáfonos, pitadas y silbidos, los empleados municipales profirieron gritos de «traidores y dimisión» al equipo de Gobierno municipal, que en ningún caso suspendió la sesión y que mantuvo las puertas del Consistorio bajo vigilancia policial.

El concejal de Régimen Interior, Ibán García, explicó sobre este asunto en el Pleno que recibió el pasado miércoles la propuesta del comité de empresa y que, una vez estudiada, convocará a la mesa negociadora para su debate

pdfprintpmail