Los "padres" de Internet logran el Príncipe de Asturias de Investigación


Los investigadores Tim Berners-Lee, Lawrence Roberts, Vinton G. Cerf y Robert Kahn, considerados los "padres" de Internet, han sido galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, por su contribución "pionera" a un sistema que "está cambiando el mundo" con posibilidades antes "impensables" para el progreso científico y social.




En el acta del jurado, hecha pública este mediodía por su presidente, el catedrático de Microbiología Julio Rodríguez Villanueva, se destaca la "contribución pionera" de los galardonados al desarrollo de Internet y de la World Wide Web, "sin duda uno de los avances tecnológicos más importantes de nuestro tiempo".

El británico Tim Berners-Lee es el creador de la World Wide Web (WWW), mientras que el estadounidense Larry Roberts ideó el prototipo de lo que más tarde sería la Red, y Vinton Cerf y Robert Kahn, también norteamericanos, pusieron en marcha el protocolo de comunicación TCP/IP, clave para el funcionamiento de Internet y sin el cual no se concebiría como es hoy.

Decisión unánime

El jurado acordó por unanimidad conceder el galardón a estos cuatro investigadores por considerar que Internet representa "uno de los más expresivos ejemplos de los beneficios que aportan la investigación científica y el compromiso con la innovación tecnológica". Los integrantes del jurado han querido reconocer también el trabajo de "miles de personas y muchas instituciones" que participaron en esta empresa.

La candidatura ganadora llegó a las últimas votaciones del jurado junto a la del químico chipriota Kyriacos C. Nicolau, la de los hermanos Pedro, Josep y Ramón Brugada Tarradellas, cardiólogos catalanes, y la del matemático británico Roger Penrose, entre las 51 propuestas procedentes de catorce países presentadas al galardón.

Formaron parte del jurado el ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas César Nombela; el presidente del grupo Thyssen Krupp Integral, José Luis Alvarez Margaride; el investigador Santiago Grisolía; el ex rector de la Universidad Autónoma de Madrid Raúl Villar y los doctores Rafael Nájera, Ernesto Carmona y María del Carmen Maroto. El consejero de Salud del Principado, Francisco Sevilla; el oftalmólogo Luis Fernández Vega y el rector de la Universidad Complutense, Rafael Puyol, integraron también, junto a Rodríguez Villanueva, el jurado.

Este es el tercer galardón que se falla en esta edición de los ocho que anualmente concede la Fundación Príncipe de Asturias, tras los Premios de las Letras, concedido a Arthur Miller, y de Comunicación y Humanidades, que recayó en el alemán Hans Magnus Enzensberger.

Reacciones

Expertos españoles en Internet han celebrado la concesión del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica a los ''padres'' de Internet, y coincidieron al señalar que la red ha revolucionado la sociedad.

Juan Quemada, director de la Cátedra ''Internet de nueva Generación'' y catedrático de Ingeniería Telemática de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de Madrid, comparó las repercusiones que para la sociedad tendrá Internet con las que en su momento tuvo la invención de la imprenta.

Quemada, autor de la primera conexión a Internet que se hizo en España en el año 1986, expresó su satisfacción por que el jurado haya reconocido la contribución a la humanidad de los investigadores Tim Berners-Lee, Larry Roberts, Vinton Cerf y Robert Kahn.

En el mismo sentido se ha pronunciado Víctor Castelo, director del Centro de Comunicaciones CSIC-Red Iris, la red académica y de investigación española en Internet, quien destacó la labor que los cuatro científicos premiados llevaron a cabo hasta conseguir implantar a nivel mundial un protocolo universal de comunicaciones. Castelo ha destacado la transcendencia de poder ''saltar a cualquier parte del mundo'' desde el ordenador y de transmitir cantidades ingentes de información a velocidades que hasta hace unos años eran ''inimaginables''. El director de la Red Iris afirma que sin las aportaciones de los cuatro científicos ''no estaríamos en la fase en la que nos encontramos''.

Por su parte, la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, ha manifestado que ''la gran virtud'' del Premio Príncipe de Asturias concedido a los ''padres'' de Internet es la extensión y cotidianeidad que ha alcanzado este servicio y la transformación que ha hecho de la sociedad.

Según la ministra, esta transformación ha supuesto que las sociedades más avanzadas han pasado a denominarse ''sociedades de la información'' y que éste se ha convertido en un objetivo de todos los gobiernos. Ha destacado la labor de los científicos, primero para crear un protocolo universal y una infraestructura global y luego para ''popularizar'' la red y hacerla accesible a cualquier ciudadano.

Reproducido de La Vanguardia

pdfprintpmail