Guia práctica para hacer compras en internet


M.C.D.vende más discos que nunca desde que regala las canciones por Internet


Un veterano cuarteto bilbaíno de punk-rock ha conseguido, por primera vez en su historia, entrar en las listas de los más vendidos. El álbum Imbécil.com, autoproducido por M.C.D., se ofrece gratuitamente en su página, en la que el tema principal va por las 13.000 descargas. Mientras, en las tiendas, han despachado más de 15.000 discos a precio popular.





MERCÈ MOLIST

El siglo pasado cantaban que eran 'un virus en tu ordenador'. Hoy dicen que son 'un grano en la nariz de las discográficas'. Tonino, Lino, Jimmi y Niko formaron M.C.D. en 1978. Tienen entre 34 y 41 años y ocho discos grabados.

En 1996, los cuatro componentes de M.C.D. abrieron su propia página y se pusieron a pensar: 'Estábamos encorsetados en la industria discográfica, sin posibilidades de difusión. Nadie invierte más de dos duros en grupos como nosotros. Y confiábamos en Internet, el poder gritar aquí y que alguien nos respondiese en Latinoamérica', explica Niko.

En julio del año pasado se arriesgaron: 'Primero hicimos la página del disco, mientras componíamos los temas, para crear expectación. Poco a poco aumentaron las visitas, a las que íbamos informando del proceso de grabación. Después, pusimos un par de canciones y, en noviembre, el CD completo, con portadas y letras. Ahí empezó el subidón hasta la media actual de más de 220 entradas diarias, en un goteo continuo', asegura.

Están sorprendidos: 'Ha superado nuestras expectativas, no esperábamos tanto apoyo. La gente contacta por correo cuando vamos a tocar a su pueblo y nos envían fotos y chistes para publicar en la página'. Hecha, por supuesto, con programas libres, artesanalmente, igual que el disco, grabado en el local de ensayo, con sus propios ordenadores, y la difusión, en portales musicales como Vitaminic.com, MP3.es o la red AudioGalaxy.

¿Y quién paga el gasto? 'Curramos de lunes a viernes y vendemos CD en nuestros conciertos. A tres euros. También acordamos, con la discográfica Zero Records, que podían comercializarlo siempre que no costase más de seis euros. Así, ellos amortizan la fabricación y M.C.D. cubre el acceso a tiendas. Y luego están los latinoamericanos, que lo venden en el Top Manta Bilbaíno y nos han pedido permiso para piratearlo por Europa y sus países'.

Bromea, pero no tanto: 'La piratería potencia a grupos como nosotros, gracias a su enorme difusión. Estamos a favor de la libre distribución y no creemos en los derechos de autor, salvo un reconocimiento de autoría. Queremos un trato directo público-artista'.

Las cuentas claras: 'La SGAE (Sociedad General de Autores Españoles) paga un 10% por disco. Un grupo marginal puede sacar 500.000 pesetas por 10.000 discos vendidos, que generan en realidad unos 25 millones, a repartir entre los intermediarios'.

Niko recuerda: 'Una distribuidora nos dijo que, si hacíamos la locura de regalar el disco, nos cerraríamos las puertas de la industria para siempre. Veremos quién tiene razón. Que sea el público y no la industria quien decida. A partir de ahora, todo lo que hagamos será gratuito. Y queremos montar algo más ambicioso, que puedan aprovechar otros grupos. Hay gente en Argentina, Cantabria y Valencia con iniciativas similares. Lo nuestro es un banco de pruebas'.

Reproducido de CiberPais

pdfprintpmail