Archivado en Sin Canon

POLÉMICA POR LOS SOPORTES DE LA INFORMACIÓN

Informáticos contra el canon


El canon digital acaba de sumar un enemigo más. La Associació d'Empreses d'Informàtica i Tecnologies de la Comunicació (Aseitec), una organización de empresas de informática vinculada a la Cecot, reclama que las empresas queden excluidas del pago de la tasa compensatoria a los artistas por el derecho de copia privada porque entiende que lo suyo no es copiar música ni películas sino balances, sentencias y documentación propia. Y cifra en 100 millones de euros el gasto anual que realizarán este año las compañías catalanas por este concepto.




El canon digital acaba de sumar un enemigo más. La Associació d'Empreses d'Informàtica i Tecnologies de la Comunicació (Aseitec), una organización de empresas de informática vinculada a la Cecot, reclama que las empresas queden excluidas del pago de la tasa compensatoria a los artistas por el derecho de copia privada porque entiende que lo suyo no es copiar música ni películas sino balances, sentencias y documentación propia. Y cifra en 100 millones de euros el gasto anual que realizarán este año las compañías catalanas por este concepto.

CARMEN JANÉ- EL PERIÓDICO.-"Las empresas no usan los discos duro externos ni los CD ni los lápices USB para copiar música, sino para contener su información", afirma Xavier Martín, vicepresidente de la Aseitec. Es el mismo caso de los abogados y las instancias judiciales, o las compras de la Administración, que también están sujetas al pago de la tasa, y que realizan copias de seguridad de sus propias sentencias en CD o DVD. El tema resulta especialmente sensible, sostiene Martín, en tiempos de crisis, porque si se suprimiera la tasa "las empresas podrían invertir un poco más en el sector", y porque el canon cada vez se ha extendido a más dispositivos, y ahora pagan hasta los móviles.

La Aseitec estudia medidas judiciales para defender su reclamación y ha enmarcado su protesta en la plataforma Todos contra el Canon, que agrupa a otras entidades empresariales, como la Asociación de Mujeres Empresarias y Gerencia Activa o la Asociación Española de Hosteleros Víctimas del Canon, que denuncian el pago de la tasa cuando reproducen música en sus locales.

Su gran temor, sin embargo, es si se aplica el canon a los ordenadores (actualmente exentos) o a las líneas ADSL, una vieja reivindicación de las entidades de gestión de los derechos de autor y algo a lo que las operadoras se resisten como leones por la impopularidad que generaría la medida.

La Aseitec también lamenta que las empresas de software --otras grandes consumidoras de material sujeto a tasa-- tengan que pagar un canon que no reciben los informáticos, que también son autores de una obra intelectual como son los programas. Otras entidades, como la BSA, que aglutina a las compañías informáticas que luchan contra la copia ilegal de software, también consideran que el canon "crea confusión porque la gente piensa que, como ya paga una tasa, puede copiar sin problemas", según su presidente, Luis Frutos.

Las entidades que reciben el canon actualmente son la Sociedad General de Autores y Editores, el Centro Español de Derechos Reprográficos, Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos, Derechos de Autor de Medios Audiovisuales, Artistas Intérpretes o Ejecutantes, Artistas Intérpretes Sociedad de Gestión (actores, dobladores, bailarines y directores de escena), y la Entidad de Gestión de los Derechos de los Productores Audiovisuales.

El Ministerio de Administraciones Públicas ha elaborado un informe en el que concluye que hace falta una regulación que unifique criterios y "contribuya a transmitir a la opinión pública la eficacia, eficiencia, equidad y transparencia de las entidades de gestión". El texto señala que, de todo lo recaudado, solo el 18,71% viene de la copia privada (97 millones en el 2007). Las tarifas del 2008 suman nuevos dispositivos como los reproductores MP3, los móviles multimedia y los discos duros externos, entre otros.


pdfprintpmail