Archivado en Gobierno y Leyes, Sin Canon

A LA MINISTRA SÓLO LE INTERESA EL CINE

La dimisión del director de Bellas Artes deja en evidencia a Sinde


La marcha de José Jiménez, catedrático de Estética, de la dirección general de Bellas Artes estaba semipactada cuando Angeles González Sinde se ocupó de la cartera de Cultura. Era un hombre vinculado al ex ministro César Antonio Molina, con el que coincidió como colaborador periodístico en varios medios, y quien le había nombrado director del Instituto Cervantes en París. Jiménez además quería retomar su vida académica en la Universidad.




Alfonso Basallo Lanacion.es.- Pero lo que se preveía como una transición a medio plazo, suena a desbandada, según ha podido confirmar lanacion.es. ¿Motivo? La falta de sintonía de Jiménez con la ministra, y sobre todo el nulo interés de esta por las artes plásticas. "González Sinde sólo tiene dos objetivos: el cine e internet. Lo demás apenas existe para ella" señalan a lanacion.es dos responsables de museos.

Fuentes del PP, por su parte, sostienen que Angeles González Sinde fue por puesta por Zapatero "para imprimir un giro de radicalización ideológica a Cultura, a través del gran escaparate, el cine", y para "poner orden" en Internet (como ella misma declaró), lo que significa en la práctica intervenir en la Red, limitando la libertad de expresión. De suerte que carece de sensibilidad e interés para otras áreas de Cultura como las Bellas Artes.

"APENAS SE REUNIA CON ÉL"

Eso explica que José Jiménez haya acelerado su marcha. El último acto en el que Jiménez y González Sinde coincidieron fue en la entrega del Premio Velázquez al pintor Antoni Muntadas, el pasado lunes, en el Museo del Prado. "Ni la ministra ni el todavía director general podían disimular su malestar" señalan en el sector.

Los creadores plásticos acusan a la ministra de "falta de planificación y de carencia de proyecto estratégico", y de tener prácticamente abandonado el arte, en beneficio del cine e internet, sus dos prioridades casi únicas."Apenas se reunía con José Jiménez" añade otra fuente del sector.
Se trata de la primera ministra en mucho tiempo que se concentra en único negociado, dejando al margen otras áreas. Con el agravante de que sobre esa competencia, pesa la denuncia de incompatibilidad, presentada por la Asociación de Internautas, ante la Oficina de Conflicto de Intereses. Acusan a González Sinde de ser juez y parte, al tener intereses personales y familiares en la industria del cine.

Actualmente la Oficina investiga la incompatibilidad de la ministra, que ha concedido ayudas económicas a empresas del sector, y a la Academia del Cine  que presidió hasta que fue nombrada titular de Cultura por Zapatero.

El PP contempla con inquietud la deriva del ministerio. José María Lassalle, portavoz del PP en la Comisión de Cultura, se pregunta en una nota "¿quién será el próximo?" y si las renuncias se deben a "desavenencias de fondo" en el ministerio.La marcha de Jiménez se produce; dos meses después de González-Sinde destituyera a Juan Carlos Marset como director del Instituto de las Artes Escénicas y de la Música y lo sustituyera por Félix Palomero.

MOLINA SE PLANTEA DEJAR EL CONGRESO

El antecesor de González Sinde, por su parte, está cansado y desencantado de la política. Tanto que está pensando en dejar el escaño de diputado del PSOE cuando comience el curso político, según ha sabido lanacion.es.

César Antonio Molina fue ministro de Cultura desde 2007 a abril de 2009.

pdfprintpmail