Archivado en Mundo Internauta

COMUNICACIÓN

El paso adelante de Rupert Murdoch


El magnate australiano, dueño de The Sunday Times' o The Sun', entre otros, abre el debate en el sector al hacer de pago sus digitales




RAUL PIÑA / El Mundo.es.- La información en internet dejará de ser totalmente gratuita. Rupert Murdoch, propietario del conglomerado de medios News Corporation (The Times, The Wall Street Journal, The Sun o Fox, entre otros) está decidido a cobrar un peaje por acceder a sus medios digitales. «El periodismo de calidad no es barato», es la máxima del magnate australiano. Por eso, ha anunciado su intención de comenzar a cobrar por el acceso a la web de The Sunday Times a partir de noviembre. Una apuesta radicalmente contraria a la filosofía imperante en internet: la cultura de lo gratuito. Un paso adelante lleno de incógnitas.

Libertad y gratuidad son dos de los conceptos que mejor definen internet. Por eso, la decisión de Murdoch supone un punto de inflexión, aunque bien es verdad que desde hace meses el sector está inmerso en un debate sobre la necesidad de hacer de pago las versiones digitales de los diarios para compensar la pérdida de lectores de las ediciones impresas, así como la caída de los ingresos publicitarios. «La revolución digital ha abierto muchos canales de distribución nuevos y baratos, pero eso no convierte el contenido que transmiten en gratuito. Intentaremos cobrar por todas nuestras webs de noticias», augura Murdoch.

La primera de ellas será la de The Sunday Times, aunque aún no está claro si el cobro se realizará mediante un modelo de suscripción o se cobrará por visita. Después, le seguirán el resto de webs de News Corporation. «Es una idea muy buena», señaló a The Guardian Andrew Neil, ex editor de The Sunday Times y mano derecha de Murdoch duran te más de una década. «Creo que hace lo correcto. Además, Murdoch sabe que funcionará mejor si todos sus competidores lo hacen».

Marcar el camino

Dentro del sector existe el convencimiento de que la decisión de Murdoch, que considera «agotado» el actual modelo de negocio, animará al resto de medios a seguir su camino. En opinión de Neil, la iniciativa será bien recogida en una industria especialmente golpeada por la crisis económica, donde internet gana cada vez más terreno al papel. «Otras compañías lo imitarán rápidamente», sentencia Murdoch.

Los grupos de comunicación, en los últimos meses, comienzan a manejar un nuevo concepto: Freemium. Frente a la iniciativa de Murdoch -todo de pago-, ésta plantea una mezcla de una amplia oferta gratuita y un porcentaje de pago de material premium. Esta opción supondría garantizar la visita de los usuarios, lo que permitiría mantener los ingresos por publicidad y al mismo tiempo, crearía nichos con lo que generar unos ingresos adicionales.

Estas iniciativas, además de alterar la estrategia económica, deben llevar consigo también un cambio de mentalidad. ¿Están dispuestos los usuarios a pagar por un contenido que pueden encontrar gratis en otro sitio Murdoch considera que los lectores ya están dispuestos a pagar por determinadas historias exclusivas. Ahí radica la clave: ofrecer contenidos diferentes, únicos. «Nuestro contenido será mejor y diferente al de otra gente», aventura el magnate.

La idea de cobrar por acceder a los contenidos informativos siempre ha estado presente en los medios digitales. Pero, hasta ahora, las iniciativas han fracasado por la pérdida de la inversión publicitaria. Es lo que le ocurrió a 'The New York Times' en su segundo intento. Entre 2005 y 2007, el diario creó una aplicación, 'Times Select', mediante la cual los lectores, pagando 5,6 euros al mes, podían acceder a secciones de su web, incluídas las columnas de opinión. Sin embargo, en septiembre de 2007 abondonó este modelo debido a la caída en la publicidad.

Pongamos un ejemplo práctico: muchos internautas acceden a determinadas noticias gracias a los buscadores de internet. Estos 'lectores indirectos' no estaban dispuestos a pagar por acceder a ese contenido, ya que podían encontrarlo gratis en otro sitio. Conclusión: audiencia que se pierde, ingresos publicitarios que se esfuman.

Abandonar este modelo de negocio supuso a 'The New York Times' aumentar de 12 millones por día a 20 millones las visitas a su web, según explicó a la BBC la ex directora general de 'NYTimes.com', Vivian Schiller.

La ex directiva añadió que la mayor audiencia que logró el diario siendo gratuito tenía «más valor que el limitado número de personas que podían pagar por contenido».

Sin embargo, dos años después de esa experiencia, el diario vuelve a plantearse la posibilidad de cobrar por acceder a su edición 'online': 40 euros anuales por la suscripción. Desde 'The New York Times' argumentan que el clima ahora es distinto y los lectores parecen más predispuestos a pagar.

Algo similar le ocurrió a la edición digital de 'El País', que en noviembre de 2002 decidía cobrar por sus contenidos, y cinco años después desandaba ese camino, también para aumentar sus ingresos.

«Lo lógico es un modelo mixto: parte en abierto y parte de pago»

El debate está sobre la mesa. La conyuntura económica, la caída en la venta de ejemplares y el descenso en la inversión publicitaria han provocado que los grupos de comunicación se replanteen su modelo de negocio. Internet centra las miradas. La idea de cobrar por acceder a las ediciones digitales de los diarios genera diferentes opiniones en el sector.

La decisión de Rupert Murdoch provoca muchas dudas en Sly Bailey presidenta de Trinity Mirror, que edita el Daily Mirror. «No creo que se trate sobre lo que quiere Murdoch. Es sobre lo que los consumidores están dispuestos a pagar», señaló a The Guardian. Y en su opinión, los lectores no están muy predispuestos a pagar: «Dudamos mucho que sea posible para los editores cobrar por noticias de contenido general cuando el mismo contenido es regalado gratis por la BBC, Google News u otros».

Una opinión, la de Bailey, compartida por John Temple, editor de The Rocky Mountain News, que en febrero dejó de publicarse en papel tras 150 años. «Pienso que la idea de pagar por un servicio básico de noticias es errónea».

Lionel Barber, editor de Financial Times, se muestra tajante y ofrece una visión distinta: «Predigo con casi toda seguridad que dentro de los próximos 12 meses casi todas las organizaciones de noticias cobrarán por su contenido». De hecho, su publicación ya cobra a los lectores por el acceso a determinados contenidos.

'Freemium'

Precisamente ese modelo mixto es el que defiende Koro Castellano, presidenta de MediosOn, la asociación española de medios de comunicación online, y directora general de internet de Unidad Editorial: «Va a ser interesante ver lo que pasa con los medios de Murdoch, porque van a marcar la tendencia. Pero hay que tener presente que casi con toda seguridad vayamos a un modelo mixto: parte en abierto y parte de pago, con un valor añadido. Sería lo más lógico». Este modelo mixto se denomina freemium.

Para Castellano, tan importante es el papel del lector como el del medio: «Debe existir un compromiso por parte de los medios para generar esos contenidos diferenciales, porque si no los usuarios no estarán dispuestos a pagar».

Este modelo es también «el sistema más inteligente» para Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas. «Permite mantener la audiencia y obtener dos vías de ingresos: publicidad y suscripciones». Domingo, además, subraya un punto importante: «En todo caso, el editor debe estar atento a cómo maniobra su mercado para reaccionar de forma rápida».

pdfprintpmail