Estate informado al momento. Siguenos en Telegram


Archivado en Sin Canon

EL FUSTE

Sinde y Mozart


CUANDO José Luis Rodríguez Zapatero tuvo la idea de incluir a Ángeles González-Sinde en su Gabinete como titular de la cartera de Cultura, en este modesto rincón del periódico anunciamos que la nueva ministra nos iba a dar días de gloria.




Y así es. La cineasta persevera en su empeño de pasar a la posteridad por la singular gestión de la cultura y ayer enriqueció esta filosofía de vida con una aportación que difícilmente va a ser superada. La criatura se descolgó con que "Mozart vivía en la miseria por no tener derechos de autor" sin alterar ninguno de sus músculos faciales, algo que sí hacen -por las carcajadas, claro- quienes tienen unas muy elementales nociones sobre la vida del compositor. El autor del Requiem más sobrecogedor cobraba generosamente todos sus encargos, otra cosa es que su régimen de vida no estuviera ajustado a los ingresos. A lo mejor a esto es a lo que se refiere la ministra de Cultura: que los artistas no pasen necesidad, ni los de la talla del recientemente desaparecido López Vázquez, ni los que abundan en el nuevo cine patrio que no saben ni vocalizar. Para ello tienen que cobrar lo que por justicia les corresponda, y si además llevan un tren de vida que no pueden satisfacer, para eso está la SGAE y el Gobierno. No hay más solución que considerar como delincuente a toda la sociedad y gravar con un canon un material que mayoritariamente tiene un uso privado. ¡Ay, si Mozart hubiera pillado el canon!

Tribuna de Jesús Cabrera en El Día de Córdoba


pdfprintpmail