Archivado en Mundo Internauta, Gobierno y Leyes

Skype y el Gobierno de España

Skype lanza durísimas críticas contra quienes violan la Neutralidad de Red.


Como era de esperar, una de las primeras y más notorias víctimas de la falta de Neutralidad de Red (Skype Communications sarl), ha explotado y no se muerde la lengua en su respuesta a la Consulta sobre una Internet Abierta y la Neutralidad de Red de la Comisión Europea.




Esa neutralidad que es atacada sistemáticamente, como bien sabemos todos; bueno, todos excepto el Gobierno de Telefónica España que parece vivir en un mundo de colores, fantasía e ilusión y no ve esos ataques por ninguna parte.

Como cualquier internauta medianamente informado conoce, quien quiera usar la aplicación de Voz por IP Skype en su teléfono móvil o bien no puede hacerlo, o bien debe pagar un sobrecoste a la operadora con quien tiene contratada la línea.

Esto, que representa una intolerable intromisión en la libre competencia, le parece muy bien al Gobierno de España y sobre todo al ministro Sebastián, responsable de un Ministerio (el de Industria) que ha tenido la poca vergüenza de dejar por escrito que no ve ningún ataque a la Neutralidad de Red en estos momentos.

Ya al comienzo del texto, donde Skype describe los puntos clave de su respuesta, la compañía habla clara y contundentemente, sin morderse la lengua lo más mínimo. Uno de los puntos centrales de su comunicación es el siguiente:

"1.La capacidad de los usuarios finales para acceder a y distribuir la información o ejecutar las aplicaciones y usar los servicios de su elección en Internet está gravemente limitada en toda la Unión Europea"

Pero es quizás en su punto 3 donde expone con más claridad la necesidad de que la Comisión Europea actúe de una vez por todas para frenar los abusos que se están cometiendo:

"3.La Comisión Europea debería enviar fuertes señales para evitar la expansión de los abusos existentes a una serie incluso más amplia de contenidos, aplicaciones y servicios en Internet, que devaluarían de forma considerable la utilidad social y económica de Internet"

El documento, que demuestra hasta qué punto llega la indignación de Skype debido a los abusos que está sufriendo por parte de las operadoras, añade lo siguiente:

Tener "acceso a Internet" debería significar claramente acceso a todo Internet, en lugar de a un subconjunto de él.

Mientras que al Gobierno de España le parece algo estupendo que se pueda violar la Neutralidad de Red por "motivos comerciales", Skype vuelve a insistir en lo que para los usuarios de Internet es evidente; es decir, que aunque:

"La gestión del tráfico es a veces una necesidad en el entorno actual de la infraestructura de Internet, por ejemplo en ciertos casos de picos de uso donde la eficiencia de red debe ser maximizada para evitar una congestión excesiva y un enlentecimiento del tráfico de red"

es necesario enfatizar que: "No obstante, las técnicas de gestión de tráfico deberían ser desplegadas sólo sobre la base excepcional de la necesidad"

Algo lógico y que siempre hemos reiterado, es decir, que la gestión de red sólo es aceptable para prevenir colapsos puntuales; si los colapsos son frecuentes, se deberá invertir para aumentar su capacidad. Pero desde luego, jamás debe recurrirse a la gestión de red por "motivos comerciales" para favorecer a unos proveedores de servicio y/o contenido frente a otros o para tratar de aumentar artificialmente el precio del acceso a Internet, máxime si tenemos en cuenta que en España, y gracias a la inacción del Ministerio de Industria ya tenemos uno de los ADSL más caros y lentos -o sea, de los peores- de toda Europa.

El documento continúa exponiendo toda la serie de ataques a la Neutralidad de Red que realizan impunemente las operadoras de telecomunicaciones y que hacen de esta compañía de servicios VoIP la más perjudicada por prácticas que ya hace tiempo deberían estar prohibidas. El tono de todo el texto hace ver el hartazgo de los directivos de esta compañía, ante la impotencia de ver cómo ninguna Autoridad Regulatoria toma cartas en el asunto para evitar el daño que está sufriendo por el bloqueo continuo al que las operadoras móviles someten a sus servicios de telefonía IP.

La respuesta de Skype concluye exponiendo en un anexo las técnicas que ya usan los operadoras para bloquear o degradar el tráfico según de qué tipo es éste, incidiendo en el caso que mejor conocen, el suyo propio, para volver a dejar constancia de que la Neutralidad de Red ya se está violando, y que la intención de las operadoras es convertir estos episodios en la norma habitual.

Dice la Unión Europea que los ciudadanos tienen derecho a acceder a y/o usar las aplicaciones y servicios de comunicaciones electrónicas de su elección, y Skype es una de esas aplicaciones.

Pues bien, los usuarios no podemos ejercer un derecho que nos reconoce la propia Unión Europea porque hay unas empresas europeas (las operadoras) que pueden decidir el destino de otras empresas europeas (Skype) debido a su posición de privilegio por su capacidad de controlar lo que puede o no puede circular por Internet.

El caso de Skype es el ejemplo más claro de lo que nos puede deparar el futuro si la Unión Europea no protege por ley la Neutralidad de Red. Este caso es sólo el principio de lo que puede venir si a las operadoras se les deja actuar como "porteros de discoteca" que deciden a su antojo quién puede y quién no puede entrar en Internet.

Sin embargo y como el que oye llover, el Gobierno de España tiene la desfachatez de decir que no existen problemas de Neutralidad de Red en la actualidad. Afortunadamente, ya no le creen ni en Bruselas. Porque la Comisaria para la Agenda Digital, Neelie Kroes, no es persona fácil de engañar y afortunadamente, a cada día que pasa tiene más claro lo que es de justicia defender.

Realmente es sonrojante que los usuarios españoles tengamos que recurrir a la "protección" de Neelie Kroes porque nuestro propio gobierno nos deja tirados. Sería importante que el ministro Sebastián explicara si debe su sueldo a los ciudadanos españoles o lo debe a determinadas operadoras. Eso despejaría muchas dudas; aunque quizás no sea necesario, porque los internautas de este país conocen bien la respuesta.

Mientras nuestro propio gobierno siga eludiendo su obligación de defendernos, seguiremos teniendo que confiar en que la sra. Kroes ponga coto a los abusos. Y todo parece indicar que está más que dispuesta a hacerlo.

Asociación de Internautas





pdfprintpmail