Más meditación para Alejandro Sanz y Cía.

Es la democracia de los habitantes de la red


Alejandro Sanz dixit en El País: Estos desubicados [internautas] son los que creen que mi trabajo y el de todos los trabajadores de la industria musical les pertenece sin más y son los que apoyan a los otros, que son los peores. Me refiero a los talibanes de Internet, los mismos que se alegran de que un hacker cierre las webs de todo aquel que esté a favor de esta ley o en contra de cualquier cosa que ellos opinen... es decir, es el nuevo fascismo, la nueva dictadura de los Señores de la Red. Y muchos políticos se han plegado a ellos.




BLOG ESTAMOS LOCOS

Otrora admirado Alejandro:

Estos desubicados creemos que tu trabajo, al igual que el nuestro, merece su justo pago.

Pero:

• Si yo tengo una idea y la vendo, ya no es mia. Puedo patentarla, y cobrar a quien saque beneficio de ella, pero la gente, el pueblo, puede usar mi idea gratis.

• Si un cientifico hace un descubrimiento, y lo publica, ya no le pertenece. Cobra por seguir investigando de quien se lucra de sus descubrimientos, pero la gente conoce ese descubrimiento y puede divulgarlo gratis, aprovecharlo e incluso copiarlo.

• Un panadero que hace una nueva tarta, la vende y ya no es de él. El dueño ya ha pagado, puede comersela y cualquiera puede copiarla sin pedirle permiso.

• Una cesteira crea una cesta de mimbre y la vende. Es un diseño único, pero ya no le pertenece y cualquiera puede copiarlo. Ya ha cobrado por crearla y seguramente siga fabricando cestas y viviendo de ello. ¿Acaso no es una artista por ello?

Una ley justa en democracia es aquella que la mayoria del pueblo decide que es justa, no unos pocos.

Vosotros sois los Señores de la Ley, tu industria y los que la representan, sois la minoria que quiere imponer las leyes a una inmensa mayoria que ya no es que no estemos de acuerdo, es que no lo vamos a permitir. Por ahí no pasamos.

El derecho de pernada tambien era una ley justa en su época para unos pocos Señores, no tenía mas sentido que imponer al pueblo llano la autoridad de los que gobernaban de la forma mas humillante posible. Eso, y el beneficio óbvio de quien lo ejercía. Daba por supuesto que el pueblo y sus pertenencias, por el hecho de estar bajo su gobierno, era de su propiedad. Amparados por la ley que ellos mismos habian redactado.

Pero en democracia, señor mío, la ley en última instancia, la hace el pueblo. A traves de sus políticos y sus legisladores, si. Pero cuando los que hemos elegido actuan en nuestra contra nos rebelamos.

Señor Alejandro. Internet en España somos todos los españoles, habitamos la red todos por igual. Tenemos derechos que la propia red nos da y deberes que la convivencia y la razón nos impone. Es esa igualdad la que queremos defender.

Han cometido ustedes dos errores de bulto:

El primero, pensar que la actual industria audiovisual, tal cual la conocemos, se adaptaría a la red. No puede. Debe morir para que otra industria mas justa y menos ambiciosa la sustituya. Cierto que se perderán miles de puestos de trabajo, pero ya se perdieron millones de puestos por otros motivos estos últimos años y no vi a la industria musical sufrir ni llorar por ello, no esperen que nadie les defienda ahora.

La parte positiva es que la nueva industria audiovisual en la red será mas democratica, mas justa, mas ágil y no solo recuperará los puestos de trabajo perdidos, sino que generará mas,y abrirá el mercado a grupos y personas con mucho talento y pocos medios que antes no podian darse a conocer si no era participando en “Operación Triunfo”.

Ya sucedió con el correo postal, y está pasando ahora mismo con la prensa escrita. Están desapareciendo poco a poco periodicos en formato físico y reaparecen fortalecidos en formato digital. ¡Gratuitamente!. Y funciona economicamente, lo cual no es nada sorprendente cuando le explique su segundo error.

Su segundo error de bulto fue enfrentarse a sus clientes.

Esos “Señores de la Red” de los que hablas con nulo respeto, esos piratas con sus burdeles, esos fascistas sin escrúpulos, esos talibanes anárquicos, e incluso esos cobardes e hipócritas, todo palabras textuales, esos, señor mio, somos sus clientes, los que le damos de comer a usted y a su tan querida industria musical.

No somos cuatro gatos frikis, no somos adolescentes sinvergüezas, no somos hackers activistas.

Somos amas de casa, padres de familia, estudiantes, trabajadores, parados, panaderos, periodistas, votantes...

Somos el pueblo llano, que nos hemos expresado en toda su amplitud y por primera vez fuera de las urnas, gracias a una red que ustedes quieren censurar.

Se lo voy a decir alto y claro: Queremos poder oir su musica gratis desde nuestras casas, o no la queremos. Queremos poder ver sus peliculas gratis desde nuestra TV, o mejor dejen de hacerlas.

Pagaremos gustosos su trabajo cuando nos lo muestren en una sala de cine, en un concierto, cuando tenga una calidad que merezca la pena pagar por ello. Cuando vayamos a un teatro o a un estadio a llenarlo. Pagamos, aunque no queramos, cuando nos muestran publicidad continuamente en la radio, en la TV, e incluso en el cine y los conciertos, en su página web...

Vivan de ello, de trabajar su arte, no de rentas de obras ya hechas. Como hacemos el resto de trabajadores.

Vivan de la publicidad y los beneficios que pueden generar mientras oimos su música o vemos sus peliculas, o admiramos su obra. Se lo estamos diciendo y no nos escuchan.

No es nada nuevo, señor Alejandro, la radio y la TV llevan décadas haciendolo. Emite contenidos gratuitos, vive de la publicidad y paga a los autores. Hagan lo mismo en la red.

Lo que no pueden pretender es seguir viviendo del soporte. Los CDs y los DVDs ya no nos sirven, dejen de cobrarnos por ellos, y no pueden cobrarnos un canon por trasmitir datos en la red, porque es tecnologicamente imposible, no porque no lo pretendan.

Deje de insultar al público que mantiene su nivel de vida, y ponganse a trabajar.

Nadie en su sano juicio, con un sueldo mileurista, se va a gastar los 400€ al mes en comprar el material audiovisual que una familia media española consume durante ese plazo.

Esta en sus manos adaptarse, o serán mas pronto que tarde sustituidos por autores que ya ofrecen su obra de esa manera, y curiosamente, no viven mal.

O somos todos piratas o somos todos clientes. Ustedes deciden.

Reproducido del blog Estamos Locos.

pdfprintpmail