Mesa redonda: Privacidad y gestion de los datos en el mundo digitalt


Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Plan de Acción e-Europe: España a la cola de la UE en implantación de Internet


España se mantiene a la cola de la media comunitaria en cuanto a uso de Internet en los hogares, las empresas, la ciencia y la enseñanza, según se desprende del balance final sobre el Plan de Acción e-Europe (2000-2002),presentado hoy por la Comisión Europea. A nivel comunitario, el documento advierte de que el proceso de implantación de las Tecnologías de la Comunicación se está ralentizando.





La proporción de hogares españoles que disponen de conexión a la Red es de uno de cada cuatro, frente al 37,7 por ciento de la media comunitaria. Sólo Grecia, con uno de cada diez casas conectadas, presenta peores datos que los de España. Países Bajos y Suecia lideran las estadísticas con cifras en torno al sesenta por ciento.

La presencia de Internet en los hogares tiene reflejo en la expansión del comercio electrónico. En el conjunto de la Unión Europea, más de un tercio de los internautas ha hecho alguna vez compras a través de la Red. En España, la cifra desciende hasta el veinte por ciento, sólo superior a la de Grecia (trece por ciento) y Portugal (doce), mientras que Reino Unido encabeza la clasificación con un 51,1 por ciento.

En cuanto a la proporción de empresas con servicios de venta en línea, el reparto de papeles es idéntico. La media comunitaria es del 22,9 por ciento; el Reino Unido alcanza el 38 por ciento y España (nueve), Grecia (seis) y Portugal (2,5 por ciento), cierran la lista.

REDES PARA INVESTIGADORES

Por otro lado, el examen de la Comisión revela que los Quince Estados miembros disponen de redes de comunicación electrónica exclusivas para científicos e investigadores. Sin embargo, su capacidad de procesamiento oscila entre los diez gigabits por segundo en Holanda, a los 0,1 gigabits de España y Portugal.

Los centros escolares españoles disponen de una media de 3,9 ordenadores con conexión a Internet por cada cien alumnos, nuevamente por debajo de la media comunitaria de cuatro ordenadores por centro, si bien está por encima de Alemania, Italia, Grecia y Portugal.

No obstante, España aprueba comparativamente en la aplicación de las Nuevas Tecnologías en los servicios de la administración pública. El usuario español puede acceder a la mitad de los servicios de base de las distintas administraciones a través de la Red, lo que sitúa a España en el quinto lugar de una clasificación liderada por Irlanda (69 por ciento) y cerrada por Luxemburgo (quince). El objetivo de la UE es alcanzar el cien por cien en los Quince antes de que acabe el año.

Ante estos datos, el Ejecutivo comunitario alertó sobre el riesgo de que el distinto ritmo con que se instala Internet en los distintos estados miembros haga aparecer "una fractura digital entre el Norte y el Sur" de la Unión Europea.

RALENTIZACIÓN

El comisario europeo responsable de Empresas y Sociedad de la Información, Erkki Liikanen, advirtió además de que este riesgo se inscribe en una tendencia "a la ralentización" en el proceso de implantación de la Red en Europa e invitó a los gobiernos de los Quince a "dar un gran impulso político" para mejorar la situación.

El informe de Bruselas destaca en especial la lenta implantación de los servicios de alta velocidad, limitados en la actualidad al seis por ciento de los usuarios, frente al cincuenta por ciento que presenta Corea del Sur, líder mundial en este segmento.

En Europa los servicios de Internet por banda ancha "todavía son generalmente caros y limitados a dos plataformas (ADSL o cable) en manos de un número restringido de distribuidores", advierte el informe.

En cuanto al comercio electrónico, su crecimiento en los últimos años ha sido "más lento que el previsto", ya que sólo el cuatro por ciento de los internautas europeos recurren a él regularmente, y está concentrado en los países nórdicos y disponible casi en exclusiva para compras a grandes empresas.

Liikanen relacionó la situación con la falta de confianza en la seguridad de la Red y abogó por hacer de la seguridad "una cuestión de primera importancia".

Reproducido de Euriopa Press


pdfprintpmail