Archivado en Noticias, Seguridad

Internet busca seguridad para los menores de edad


No sólo el hombre del saco ronda por Internet. Al margen de las redes de pederastas que intercambian material y buscan víctimas a través de la red, distintos sectores han lanzado la voz de alarma sobre otros contenidos no deseados que pueden encontrar los menores en Internet y se han propuesto eliminarlos. Asociaciones de internautas, educadores, organismos oficiales y administraciones recuerdan que lo bueno y lo malo del mundo real se repite en el virtual y reclaman la colaboración de los padres y las empresas.





Reclaman que los padres se impliquen para evitar el acceso a la pornografía.

CARMEN JANE. BARCELONA.- No sólo el hombre del saco ronda por Internet. Al margen de las redes de pederastas que intercambian material y buscan víctimas a través de la red, distintos sectores han lanzado la voz de alarma sobre otros contenidos no deseados que pueden encontrar los menores en Internet y se han propuesto eliminarlos. Asociaciones de internautas, educadores, organismos oficiales y administraciones recuerdan que lo bueno y lo malo del mundo real se repite en el virtual y reclaman la colaboración de los padres y las empresas.

"Hay que enseñar a los niños a navegar por Internet, igual que les enseñamos a moverse por la calle", sostiene Nuria Quintana, responsable del Proyecto Safeborders. La iniciativa, que cuenta con apoyo de la Unión Europea y cuyo grupo de expertos se reúne mañana en Barcelona, destaca los beneficios que Internet aporta, pero también recuerda que los menores pueden encontrar tanto contenidos nocivos como caer víctimas de la travesura, la curiosidad o la ingenuidad.

HABITOS DE MAYORES

Las posibilidades son muchas: "Hacer compras con la tarjeta de crédito de los padres, aceptar listas de publicidad no deseada, descargar involuntariamente un programa que llame a una línea tipo 906, dar información confidencial sobre la familia o alojar contenidos ilegales en el ordenador", señala Quintana.

Las agrupaciones de internautas y algunos buscadores, como Yahoo o Google, mantienen políticas activas de información y alertas para eliminar páginas ilegales. También la Unión Europea mantiene un plan con tres frentes de actuación: sensibilización, filtros y líneas de teléfonos para denuncias. La asignatura pendiente, según Quintana, es implicar también a los proveedores de servicio para que corten el acceso a determinados contenidos y publicidades.

INTERNET NO HA DE SER SUSTITUTIVO DEL CANGURO

"Los peligros, recuerda Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, pueden ser obviados con educación. Por eso es bueno para los menores que padres y maestros naveguen con ellos. Internet no ha de ser otro canguro, como la televisión, porque la red es interactiva, y no basta con controlar qué se ve; hay que mirar qué se hace".

Reproducido de El Adelanto de Salamanca


pdfprintpmail