Archivado en Gobierno y Leyes

Las leyes que quedarán en el cajón: las reformas sociales y digitales


El adelanto electoral supondrá que muchos de los proyectos de ley impulsados por Zapatero duerman el sueño de los justos. Promesas como la Ley de Muerte Digna o la de Igualdad de Trato tienen pocos visos de salir adelante. Y lo mismo ocurre con la reforma del canon digital o de la ley de las Telecomunicaciones.




B. Toribio - lainformacion.com.- No da tiempo. El Gobierno tiene más de una treintena de iniciativas pendientes en el Congreso y el Senado y sólo dos semanas de actividad parlamentaria en septiembre, ya que las Cortes quedarán disueltas el día 26.

Y a esa larga lista se sumará el decreto ley que quiere aprobar en el Consejo de Ministros del 19 de agosto con medidas económicas para hacer frente a la crisis. Habrá que elegir cuáles verán la luz y cuáles no. Y, evidentemente, se dará prioridad a los proyectos económicos vista la tensión en los mercados respecto a España.

En la rueda de prensa en la que José Luis Rodríguez Zapatero anunció el adelanto de las elecciones, el presidente mencionó algunas de las leyes que pueden salvarse como las de agilización procesal, la reforma concursal o la ley de ayuda a las víctimas del terrorismo, pero quedarán muchas pendientes. Y algunas de ellas eran banderas del Partido Socialista.

Dejando fuera las reformas de carácter económico, éstas son las leyes más importantes que corren el riesgo de dormir el sueño de los justos:

- Ley de Muerte Digna. El pasado mayo, el Consejo de Ministros aprobaba un proyecto de ley que recogía el derecho de los pacientes a renunciar a un tratamiento médico y al uso de sedaciones en caso de enfermos terminales, junto con otros derechos.

Aunque la ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha dicho que esta iniciativa se debatirá en septiembre en el Congreso, al tratarse de una ley que genera polémica –desde la derecha se critica que es la regulación de facto de la eutanasia– lo más seguro es que el Gobierno opte por arrinconarla.

- Reforma de la Ley de Telecomunicaciones. Antes de que llegaran las vacaciones, el Congreso inició el trámite de esta reforma que integra a la legislación española las directivas que conforman el denominado como ‘Paquete Telecom’. En esta ley se incluían iniciativas novedosas como que la portabilidad de un operador de telefonía móvil o internet a otro se realice en 24 horas.

Pero además, a través de enmiendas del PSOE se quería regular en esta ley el principio de neutralidad en la Red, es decir que se garantice que todos los servicios y contenidos serán tratados por igual en internet. Un principio muy reclamado por los internautas.

- Ley de Igualdad de Trato. También en mayo, el Gobierno daba luz verde a una norma que pretende combatir cualquier situación de discriminación ya sea por razones de discriminación en el nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, etcétera. Y, por ejemplo, permitía eliminar los conciertos educativos a los centros que separen por sexo a sus alumnos".

Además, a través de esta ley se quería regular la publicación de anuncios de prostitución en los medios de comunicación, otra iniciativa que tiene visos de quedar aparcada.

- Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Se trata de una norma que permitiría a los ciudadanos acceder a los archivos y registros de las administraciones y organismo públicos. Es decir, que puedan acceder directamente a datos sobre en qué se invierten sus impuestos o que lo que cobran los políticos.

- La reforma del canon digital. En lo que afecta a internet, también hay dos iniciativas que aún están pendientes, aunque a éstas no les afecta que se disuelvan las Cortes. La primera es el reglamento que debe complementar a la conocida como ‘Ley Sinde’ sobre el cierre de páginas web.

Aún está pendiente de aprobación el reglamento que debe fijar el funcionamiento y composición de la Comisión de Propiedad Intelectual sin el cual la Ley Sinde no puede ponerse en marcha.

En la lista de deberes del Gobierno también está la reforma del canon digital. El Ejecutivo está obligado a adaptar la legislación española a la sentencia del Tribunal de la UE, que establecía que este sistema de compensación por copia privada no puede cobrarse a empresas y administraciones.

En la Ley Sinde, para conseguir el apoyo del PP, del Gobierno se comprometió a abordar la reforma del canon tres meses después de su entrada en vigor. En junio ya se cumplió ese plazo y aún no se ha hecho nada. Aunque la ministras de Cultura, Ángeles González-Sinde, dijo que la reforma del canon estaría lista en unas semanas, el posterior adelanto electoral que anunció Zapatero podría dejar en el aire este proyecto.

Las que tienen posibilidades de salir adelante

Algunas de estas leyes podrían salvarse si son aprobadas en comisión con capacidad legislativa plena (es decir, directamente, sin necesidad de pasar por el Pleno del Congreso).

Este proceso podría ser el que se utilice para aprobar la ley de víctimas del terrorismo, que pretende que se cumplan íntegramente las penas de los terroristas y reconoce como víctimas a los familiares de las personas afectadas por atentados. O la ley de Titularidad Compartida de las explotaciones agrícolas, que ampara a la mujer y sus derechos en el mundo del campo.

pdfprintpmail