Archivado en Mundo Internauta, Sin Canon

LAS SUBVENCIONES SE HAN DISPARADO EN EL PRIMER SEMESTRE

Sinde admite que se queda corta y eleva un 33% las ayudas a los festivales de cine


El Gobierno no tiene claro si prorrogar la ayuda de 400 euros que perciben los parados sin prestación. Tiene que encajar su coste en las grietas de los Presupuestos Generales del Estado. Unos escrúpulos que no parece tener la titular de Cultura, Ángeles González Sinde. Y es que según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), su departamento ha decidido aumentar en 550.000 euros –casi 100 millones de las antiguas pesetas- las ayudas que contemplaban las cuentas públicas para la organización de festivales de cine durante el año 2011. Tras la última inyección de fondos, las subvenciones pasan de 1,1 millones de euros a 1,65, mejora que supone un 33% más.




D.Toledo.- El Confidencial. “El creciente número de festivales y muestras cinematográficas de ámbito nacional e internacional aconsejan modificar la Resolución vigente mediante el incremento de la dotación económica consignada para estas ayudas a la organización de eventos cinematográficos”, argumenta Cultura en la disposición publicada esta semana. “Actividades que, en definitiva, acercan el hecho cinematográfico a la ciudadanía y son por tanto una excelente herramienta para la promoción y la difusión de numerosas películas y punto de encuentro de productores y profesionales del mundo del cine”, remacha.

Sinde incrementa los subsidios en tres niveles. En primer lugar, eleva en 11.000 euros los fondos destinados a financiar estos certámenes a través de los ayuntamientos. En segundo, concede 66.000 euros extra que irán a parar a empresas privadas. Finalmente, la parte del león del dinero adicional se lo llevarán instituciones sin ánimo de lucro, entre ellas la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, a la que ya se han concedido 90.000 euros para poner en marcha la ceremonia de los Goya. En su conjunto, asociaciones de esta índole se repartirán 1,14 millones de euros, un 40% más de los 675.000 con que contaban hasta ahora.

La decisión de Cultura no resulta sorprendente. Como publicó El Confidencial el pasado fin de semana, el Ministerio ya se había gastado en la primera parte del año 594.000 euros, un 20% más que en el mismo periodo del año anterior. Un montante que ha servido para subvencionar 39 festivales en la primera remesa de ayudas, frente a los 32 subsidiados en 2010. Entonces ya se recordaba que Sinde debía apretarse el cinturón en la segunda parte del año para atenerse a los 1,14 millones de euros que contemplaban los Presupuestos del Estado para estas subvenciones. En lugar de eso, el Ministerio simplemente ha aumentado la partida.

La evolución de estos fondos no es nueva. El límite inicial tampoco se respetó en 2010. El Gobierno repartió 1,56 millones de euros entre los diferentes certámenes, 500.000 euros por encima del umbral que fijaban las cuentas públicas. El objetivo que se planteó el Ejecutivo en septiembre era colaborar con hasta 50 festivales este año, una cifra que parece poco realista a tenor del desempeño anual de Cultura. No en vano también se contaba con poner dinero en medio centenar de convocatorias en el pasado ejercicio y la cifra se elevó finalmente hasta 78.

Guiones, cortos, distribución… ayudas para todos

Cultura justifica el dinero que destina al desarrollo de certámenes cinematográficos en tanto “la celebración de festivales con repercusión internacional da prestigio a un país y fortalece su industria”. También recuerda que se trata de “manifestaciones que, aunque pequeñas, resultan interesantes para la promoción del hecho cinematográfico”. En todo caso, los festivales no han sido los únicos agraciados. Agosto ha sido un mes fértil en ayudas para el cine. Por ejemplo, el pasado jueves se publicaba la concesión de subvenciones para la realización de cortometrajes sobre proyecto. Más de 40 producciones se repartirán otros 500.000 euros.

Ese mismo día se convocaban ayudas a proyectos culturales como congresos, seminarios o publicaciones; 750.000 euros a repartir. Del mismo modo, la distribución de largometrajes y cortos españoles, comunitarios e iberoamericanos ha disfrutado de un crédito de 5,29 millones. Películas como También la lluvia o Pan Negro recibieron un importe de 150.000 euros. Los guionistas tampoco han terminado el verano de vacío. Juanma Bajo Ulloa, Oskar Santos, Daniela Fejerman y otros 15 profesionales han recibido 40.000 euros por cabeza. Todo a cargo del Fondo de Protección a la Cinematografía, que contempla subsidios por valor de 77 millones, una cifra superior a los 69,7 recaudados por cintas españolas en 2010.






pdfprintpmail