Estate informado al momento. Siguenos en Telegram


Archivado en Noticias, Seguridad

Los 'padres de Internet' preocupados por la inseguridad en la red


Aumentar la seguridad y confidencialidad de la información en la Red, además de su fiabilidad, son los principales retos que afrontará Internet en los próximos años, según explicaron hoy en Oviedo los estadounidenses Lawrence Roberts, Robert Kahn y Vinton Cerf, y el británico Tim Berners-Lee, considerados 'padres' de la Red de redes.





Los cuatro técnicos e ingenieros --que se encuentran en la capital asturiana para recoger mañana el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Cientìfica y Técnica, que les fue concedido en mayo-- aprovecharon la primera ocasión en la que coincidían en público para repasar lo que fue el nacimiento de la Red y su desarrollo futuro, así como los nuevos desafíos a los que se enfrenta.

Cerf recordó que la importancia de la Red no sólo radica en su "fortaleza" sino también en sus contenidos. En este sentido, calificó como "desafío" el lograr que esta sea "cada vez más fiable". De la misma opinión se mostró Kahn, quien insistió en la importancia de que se mejore la confianza no sólo en cuanto a seguridad sobre la información disponible en Internet, sino también en cuanto a fiabilidad de la misma.

"La confianza es algo vital y es algo en lo que tenemos que trabajar para garantizarla a través de programas", añadió Kahn, para quien la "mayor parte" de la información personal "se va a ir digitalizando con los años y por eso será muy importante protegerla".

AMENAZA DE LOS VIRUS

En el capítulo de seguridad, los creadores de Internet tocaron el tema de los virus informáticos, cuyo control es otro de los grandes retos que la Red debe afrontar en los próximos años. En este sentido, Kahn insistió en la necesidad de crear agentes protectores en la Red para "tratar de proteger los web".

Por su parte, Roberts se mostro convencido de que los códigos maliciosos son "creados por estudiantes o personas que quieren demostrar lo listos que son", por lo que se fijó como cometido para la próxima década "conseguir controlarlos".

También se refirieron a la necesidad de desarrollar todo el tema del uso de la propiedad intelectual. De esta forma, vaticinaron un desarrollo muy superior de la actividad para los próximos veinte o treinta años.

De hecho, Berners-Lee calificó la época actual como "pre-web", para explicar toda la evolución que deberá sufrir la Red próximamente. Para lograrlo, abogó por "ocultar las complicaciones técnicas" porque, en su opinión, "no hay que ser un experto en tecnología para utilizarla".

En cuanto al futuro de la Red, Cerf coincidió en admitir el gran desarrollo que experimentará su uso en todos los campos de la vida. "Para muchos ya es algo indispensable en la vida diaria, pero lo será cada vez más. Por poner un ejemplo, yo cada vez tengo menos memoria y en la Red puedo encontrar cosas que se me olvidan. Quizá sea una cura contra el Alzheimer", apostilló con ironía.

CONEXIÓN DIRECTA

En cuanto a los campos en los que están trabajando, los 'padres' de Internet explicaron cuáles consideran que deberían ser sus prioridades. Así, Berners-Lee explicó la importancia de facilitar la conexión a la Red, haciendo que "todo el mundo tenga a disposición Internet directamente, sin necesidad de marcar un número de telefono cada vez que se quiera conectar".

Mientras, Cerf se refirió a algunos trabajos que se están realizando como la posibilidad de que la Red funcione a través del sistema solar --a través de una red interplanetaria de comunicación, que situó hacia el 2010--, "lo que permitiría traer información fiable a los científicos".

En la rueda de prensa que ofrecieron hoy en Oviedo, los cuatro recordaron como en los orígenes de la Red existía "un caos potencial" al existir varias redes. Fue entonces cuando "surgió la idea y se empiezan a realizar las aportaciones. Ahora es un colaboración de cientos de miles de personas que realizan sus aportaciones", explicó Cerf.

Kahn recordó que para ello fue necesario estandarizar las técnicas, ya que a finales de los ochenta existía muchas redes y muchos sistemas operativos. "La información estaba en muchos ordenadores y en Estados Unidos se empezó a pensar que sería maravilloso tener una red única. Hubo que crear algo abstracto y se consiguió hacer una red fuerte y fácil de utilizar", concluyo Berners-Lee.

Reproducido de Europa Press


pdfprintpmail