Archivado en Mundo Internauta

PROTEGIENDO LA NEUTRALIDAD DE LA RED EN EUROPA

Carta enviada a la Vicepresidenta de la Comisión Europea Neelie Kroes.


Estábamos esperando a los hechos y ahora los tenemos. Por poner sólo unos pocos ejemplos, es alarmante que uno de cada dos europeos puede no tener la opción de usar los servicios de Voz sobre IP en el servicio de banda ancha de sus móviles, que dos de cada tres europeos pueden ser sujeto de discriminaciones ilegales en su conexión a internet debido a la decisión comercial de su proveedor de servicios de internet de concentrar los recursos en servicios especializados, o que muchos proveedores de servicios de internet están priorizando contenido específico como una práctica general y especialmente en horas punta.




Estimada Vicepresidenta Kroes,

Le escribo en nombre de la Organización Europea de Consumidores para instarle a que proponga una legislación específica para que se reconozca el principio de neutralidad de la red en la ley europea como una cuestión prioritaria. Estamos realmente preocupados por la situación de neutralidad de la red en Europa como se ve reflejado por los resultados de la investigación a la que ORECE fue sometida esta primavera.


Estábamos esperando a los hechos y ahora los tenemos. Por poner sólo unos pocos ejemplos, es alarmante que uno de cada dos europeos puede no tener la opción de usar los servicios de Voz sobre IP en el servicio de banda ancha de sus móviles, que dos de cada tres europeos pueden ser sujeto de discriminaciones ilegales en su conexión a internet debido a la decisión comercial de su proveedor de servicios de internet de concentrar los recursos en servicios especializados, o que muchos proveedores de servicios de internet están priorizando contenido específico como una práctica general y especialmente en horas punta.

Más allá, ORECE admite que los resultados sólo proveen una vista parcial de las prácticas en Europa, por lo tanto los abusos de neutralidad de la red puden ser mucho peores que los declarados.

Los resultados de ORECE proporcionan pruebas claras de
que es necesaria una acción legistalitiva urgente para asegurar que los proveedores de servicios de internet están ofreciendo servicios abiertos y neutrales de banda ancha para dar acceso a internet a todos los consumidores europeos.

Tras habernos reunido con su gabinete, entendemos que sus servicios planean someterse a una consulta pública con las partes sobre los resultados de ORECE. Les
instamos no obstante a que no llamen aún a otra consulta pública, que sólo retrasaría la ya atrasada acción legislativa. De este modo les llamamos a que tomen una nueva
medida legislativa que debería incluir al menos los siguientes elementos:

Una definición del principio de neutralidad de la red.

Una definición de la gestión del tráfico legal e ilegal.

Una prohibición general de no discriminación en el tráfico de internet o al menos que se haga en bases legales de gestión de tráfico, y en particular una
prohibición de violar el principio end-to-end.

Un claro conjunto de obligaciones a proveedores de servicios de internet con respecto a la neutralidad y calidad de servicio de accesos a internet por un lado,
y a servicios especializados por otro lado.

La neutralidad de la red no es una cuestión de transparencia ni una cuestión de competencia. Si se deja a la competencia, no está garantizado que se ofrezca a todos los consumidores europeos un servicio de banda ancha que sea libre de una gestión de tráfico ilegal y discriminatoria. De hecho los resultados de ORECE prueban que un porcentage significativo de consumidores europeos están ya en una situación en la que su elección de un acceso neutral es bastante limitada, si no inexistente.

Hay un riesgo considerable de que la situación empeorará y que las violaciones del principio de neutralidad de la red serán una práctica más común de lo que es hoy.

Considerando la urgencia de este importante asunto para los consumidores europeos, y la significativa cantidad de tiempo que cualquier nueva propuesta legislativa lleva antes de tener efecto, creemos que por el momento la Comisión Europea debería
trabajar con reguladores para proporcionar una clara orientación de cómo los consumidores pueden cambiar más fácilmente sus proveedores de servicios de internet; asegurar a los consumidores se cómo obtener más y mejor información a través de estrictas prácticas de transpariencia; y proponer unas rigurosas recomendaciones de calidad de servicio para que las NRAs apelen a servicios de acceso a internet en sus mercados.

Confiamos que anteponga a los consumidores, y nos alegraría seguir discutiendo este tema con usted o sus servicios cuando les sea conveniente.

Atentamente,

Monique Goyens
Directora General

Carta enviada a la Vicepresidenta de la Comisión Europea Neelie Kroes.

pdfprintpmail