Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Protestan las grandes multinacionales por una «regulación excesiva» de Internet


El Ministerio de Ciencia y Tecnología respondió ayer mismo con una nota y asegura que la LSSI no regula contenidos y que éstos «pueden configurarse libremente».





MADRID. La Cámara de Comercio Internacional, organización que representa a ocho mil empresas en ciento cuarenta países, ha hecho llegar al Ministerio de Ciencia y Tecnología un comunicado en el que expresa «su preocupación» por la entrada en vigor en España de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE). El comunicado, cuya redacción fue suscrita por algunas de las compañías tecnológicas más relevantes, como Microsoft, Vodafone, IBM, Oracle o Nokia, señala el impacto negativo que supone la regulación de los contenidos en Internet sobre el comercio electrónico. Las empresas que trabajan junto a la comisión de e-business, CCI están preocupadas porque una «regulación nacional excesiva» de los contenidos de Internet suponga un «freno innecesario para un entorno próspero» de e-commerce.

Santiago Moreno, director de Relaciones Institucionales de Vodafone España, manifestó a ABC que esa operadora «siempre ha defendido la política de permitir y no obligar». Moreno explica que «Vodafone siempre ha colaborado con el Ministerio, y nuestra postura ha sido muy clara en todo momento. Somos partidarios, a priori, de dejar las puertas abiertas. Si luego hay alguna desviación, entonces que se corrija». IBM, por su parte, remite directamente a un documento (disponible en su web) en el que argumenta su posición con respecto a la LSSI. En él, y tras analizar con detalle sus aportaciones y sugerencias al texto definitivo de la ley, («IBM ha participado activamente ofreciendo sus comentarios, que en muchos casos fueron tenidos en cuenta y dieron lugar a modificaciones en el texto de la norma») se afirma que «sin embargo, la ley todavía contiene, a nuestro criterio, algunos puntos conflictivos», entre los que destacan las comunicaciones comerciales electrónicas, la definición de consumidor, la contratación electrónica, la graduación en la cuantía de sanciones o el deber de retención de los datos de tráfico.

Para Jordi Sellarés, asesor de la Cámara de Comercio Internacional en España, «la declaración está redactada en términos generales. No es algo que se haya hecho expresamente contra la LSSI, sino para subrayar nuestra postura, en la que la muchas empresas están de acuerdo, de que una excesiva regulación no es buena. El comunicado se ha hecho llegar a todos los países en los que existe un Comité de la CCI».

Efecto ralentizador

En su misiva, la CCI asegura que Internet «sigue siendo un medio vibrante e importante para desarrollar negocios», puesto que, además, la Red y el comercio electrónico facilitan el comercio internacional. «Dados los beneficios para la sociedad de un incremento comercial -prosigue el comunicado- los gobiernos deberían abstenerse de imponer restricciones innecesarias sobre los contenidos de Internet». Asimismo, el documento asegura que una excesiva regulación nacional de los contenidos «online» crea «notables incertidumbres» para los negocios que operan en este medio global, y tiene un efecto «ralentizador sobre las comunicaciones comerciales».

Frente a esta situación, CCI considera que un acceso sin restricciones a la información en Internet puede desarrollar un «papel importante en el crecimiento empresarial en muchas economías en desarrollo, especialmente en las industrias del software y de las Tecnologías de la Información».

Victor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, considera «preocupante» el hecho de que sean empresas, y no los propios internautas «quienes se muestren preocupadas por los contenidos en Internet y su control». Domingo considera que la LSSI «es una buena ley, aunque necesita desarrollarse en muchos aspectos» y subraya que «es lógico que las empresas no estén de acuerdo, porque son ellas quienes van a ver limitadas sus actuaciones en la Red. Son ellas quienes deberán limitar sus comunicaciones comerciales y son ellas quienes deberán, también, revisar sus formas de actuar». El presidente de la AI añade que «mi reacción instintiva al enterarme de que eran precisamente las empresas quienen protestaban por la LSSI a través de la CCI fue la de echarme la mano a la cartera».

Por su parte, el Ministerio de Ciencia y Tecnología ha presentado su campaña de información sobre la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información para dar a conocer a empresas, entidades e internautas los principales derechos y obligaciones que comprende la normativa que regula Internet. El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Carlos López Blanco, presentó el web www.lssi.es que pretende resolver las «dudas y problemas» que ha suscitado la LSSI desde su entrada en vigor el pasado 12 de octubre.

Reproducido de ABC

La respuesta de Ciencia y Tecnología


pdfprintpmail