CONFIDENCIAL

¿Por qué Almunia no multó a Google con 2.000 millones de euros?


Es la pregunta del millón, o mejor de los dos millones de euros. En el sector de las telecos europeas se esperaba que en su comparecencia del pasado seis de marzo, Joaquín Almunia (en la imagen), comisario de la Competencia de la Unión Europea, multara a Google con 2.000 millones de euros y no a Microsoft. Ese era el run run que corría por los pasillos de Bruselas. Finalmente no fue así. La empresa de Bill Gates fue multada por impedir a los usuarios instalar otros navegadores alternativos a Explorer. Se trata de la cuarta multa que acumula el gigante de la informática. Ya suma 2.239 millones de euros en penalizaciones.




Se esperaba que fuera Google y no Microsoft la sancionada.

  • La empresa de Bill Gates, tras la última sanción de 561 millones de euros, acumula cuatro multas por valor de 2.239 millones de euros.

  • Hay miedo, en cambio, a Google, muy apoyado en Estados Unidos por la administración Obama.

  • El buscador factura desde Irlanda cientos de millones de beneficios que obtiene en Europa, pero en España, por ejemplo, declara pérdidas y no paga impuesto de sociedades.

  • La Conmisión Europea avisó que sancionaría a Google por sus dudosas normas que podrían lesionar el derecho a la privacidad.

  • El buscador puede combinar los datos de sus usuario de todos sus servicios, desde YouTube a Gmail o la red social Google+.

  • La multinacional también está siendo investigada por abusar de su posición dominante y posicionar mejor sus productos en las búsquedas.

  • La sensación de desamparo e impotencia de los usuarios, señala Víctor Domingo,
    desde la Asociación de Internautas, es tremenda. “Microsoft y Google
    adoptan decisiones por nosotros, pero las multas no sirven de nada”.



  • Es la pregunta del millón, o mejor de los dos millones de euros. En el sector de las telecos europeas se esperaba que en su comparecencia del pasado seis de marzo, Joaquín Almunia (en la imagen), comisario de la Competencia de la Unión Europea, multara a Google con 2.000 millones de euros y no a Microsoft. Ese era el run run que corría por los pasillos de Bruselas. Finalmente no fue así. La empresa de Bill Gates fue multada por impedir a los usuarios instalar otros navegadores alternativos a Explorer. Se trata de la cuarta multa que acumula el gigante de la informática. Ya suma 2.239 millones de euros en penalizaciones.


    Y Google, a quien la propia Unión Europea avisó que sancionaría por sus dudosas normas de privacidad, que permiten usar y combinar los datos de los usuarios de todos sus servicios, desde Youtube a GMail  o la red social Google+,  y utilizarlos incluso con fines publicitarios, se ha ido de rositas. Y eso sin contar con que está siendo investigada también por abusar de su posición dominante en el mercado de los buscadores para posicionar mejor sus productos en las búsquedas.


    Al parecer, Bill Gates no está tan apoyado en estos momentos por el Gobierno norteamericano como Google Inc., la empresa fundada en  por Larry Page y Sergey Brin que inició sus servicios en un garaje en septiembre de 1998. La compañía más potente del mundo de Internet cerró 2012 con un beneficio neto de 10.740 millones de dólares (8.075 millones de euros), lo que supuso un aumento de mil millones con respecto a 2011.


    ¿Cómo no va a estar contento Obama con Google? Factura en Estados Unidos y en Irlanda, y se las arregla para presentar pérdidas en países europeos como España, pese a ingresar cientos de millones de euros.


    Para Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas y experto en estos temas, “las multas no solucionan nada. Lo que hay que evitar es que jueguen con nosotros, que tomen decisiones por mí. En el tema de Google, lo de menos es que vendan sus productos como google maps o sus buscadores de viajes al utilizarlo. También cuando me meto en Hispanidad me vendéis algo, desde vuestra publicidad a vuestros contenidos”.


    Lo grave, indica Víctor, es que limiten la libertad del usuario, tanto en el caso de Microsoft “porque cuando me compro un ordenador no tengo por que cargar con el software de windows”, como en el del Google que está abusando en el terreno de los androids y los tablets: “un usuario no ‘nativo digital’, no familiarizado con las técnicas para defenderse, al comprarse un smartphone o una tablet, si te vinculas a una línea fija, te lo vincula todo sin haber dado ninguna orden, te mete sus subsistemas operativos en sus soportes  sin darte la posibilidad para cambiar”.


    La sensación de desamparo e impotencia del usuario es tremenda, afirma Domingo: “La Comisión Europea tiene que velar por nuestra privacidad, por nuestra libertad para tomar nuestras decisiones personales y elegir el software que queremos. Las multas no nos solucionan nada. Hay que obligar a estos gigantes a que cambien este tipo de actuaciones. Los internautas no podemos estar doblegados a sus caprichos”.


    Otro problema grave, del que no se habla, señala Domingo, es el derecho al olvido, el que debe tener el usuario para poder cancelar sus datos en Google, que, afirma no se respeta, “aunque lo que se haya publicado sobre la persona afectada sea mentira”.


    Almunia no se atreve a remangarse y a arremeter contra Google, y eso que en el sector de las Telecomunicaciones comienzan a estar hartos de los monopolios denominados como Over The Top. Ya dijo César Alierta que “la revolución digital ha creado un ecosistema cuyo status quo actual ha supuesto un retroceso en la libertad de elección de nuestros clientes que se ven recluidos en ecosistemas cerrados al tiempo que han emergido nuevas posiciones dominantes no reguladas, lo que no es bueno ni para los clientes, ni para los desarrolladores y tampoco para el desarrollo sostenible de la industria”.



    Pero… ¿Quién es el valiente que se atreve con Google? Bill Gates, ya jubilado, está de capa caída, pero el vigor de esta empresa es tremendo. Hasta Francisco González, sin ir más lejos, decidió cambiar el servicio de microsoft exchange, alojado en los servidores del BBVA, supuestamente más seguro por el G+, vinculado a Google Apps, alojado en la nube, el cloud computing, lo que originó a Google unas ganancias millonarias. Es que los de Google son unos monstruos y se mueven muy bien.


    Miriam Prat

    miriam @hispanidad.com


    pdfprintpmail