Quedate en casa



Archivado en Mundo Internauta

Twitter y Facebook contratan a los mejores asesores fiscales del mundo para frenar la ofensiva de Montoro


Los gigantes de internet que operan en España están preparados ante la entrada en funcionamiento de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI) con la que el ministro Montoro trata de evitar la casi ‘elusión fiscal’  de que hacen gala. Twitter y Facebook contratan a las mejores firmas del mundo en asesoría legal y fiscal para responder a los posibles requerimientos de Hacienda. En algunos casos han importado a la cúpula directiva de las filiales españolas los ‘cerebros’ que desde el extranjero facilitan un ridículo pago de impuestos.




Jorge de Lorenzo en La Celosia.- Twitter Spain es cliente de BDO, la quinta firma de auditoría y servicios profesionales del mundo. La red social ha contratado en Madrid con el departamento de outsourcing de BDO, Abogados y Asesores Tributarios, según ha confirmado La Celosía. Entre los servicios que le ofrece incluye declaraciones de impuestos, requerimientos de órganos de gestión tributaria, así como la representación fiscal de personas físicas y jurídicas no residentes y todo lo concerniente a nóminas y gestión laboral. El responsable de Twitter Spain es Laurence O’Brien, procedente de Irlanda, uno de los países preferidos por los gigantes de internet como domicilio fiscal por su baja tributación. Laurence O’Brien ocupó el cargo de “sin función” durante 6 meses y 22 días, según la propia compañía. Ahora ejerce con cargo de director actividades de marketing y desarrollo de negocio en España. Precisamente actuar como una agencia de publicidad on line (no como red social o buscador), es el truco para eludir la acción del fisco.

En febrero pasado se renovaba la cúpula en Facebook Spain, tres años después de haberse establecido en nuestro país. Junto al nuevo presidente y consejero delegado, David Michael Spillane, director financiero de la compañía, se nombraba como apoderado a Hugh Crehan Shane, también como en el caso del ejecutivo de Twitter procedente de Irlanda, que resulta ser el ‘cerebro’ que hace posible que hasta ahora apenas pague impuestos en España.  Facebook,  la primera red social en nuestro país con cerca de 18 millones de usuarios, declaró como ganancias 91.892 euros y pagó a Hacienda 30.413 euros en 2011. 

Con la puesta en funcionamiento de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI), Montoro trata de evitar que sean declarados en Irlanda los ingresos de los gigantes de internet, cuya cuantía millonaria está por determinar. Facebook Spain ha contratado los servicios de Osborne&Clarke, otro bufete internacional para atender sus obligaciones fiscales en España.

pdfprintpmail