Archivado en Gobierno y Leyes

Prohíben llamadas telefónicas comerciales entre las 21 y las 9 horas, así como fines de semana y festivos


La nueva Ley de Consumo prohibirá las llamadas telefónicas de 'spam' desde las 21.00 horas de la noche hasta las 9.00 horas de la mañana entre semana, así como los fines de semana y días festivos, una iniciativa que ha sido promovida por CiU, a la que se han adherido PP y PSOE, según confirmaron fuentes parlamentarias.




(Europa Press). La nueva Ley de Consumo prohibirá las llamadas telefónicas de 'spam' desde las 21.00 horas de la noche hasta las 9.00 horas de la mañana entre semana, así como los fines de semana y días festivos, una iniciativa que ha sido promovida por CiU, a la que se han adherido PP y PSOE, según confirmaron fuentes parlamentarias.

Durante la reunión de la ponencia de este jueves, momento en el que los diputados se han juntado para estudiar posibles acercamientos sobre la normativa, también han acordado que las facturas electrónicas se emitan sólo en papel en el caso de que el consumidor dé su consentimiento. Mientras éste no se produzca han pactado que siempre se publiquen en papel.

Por otro lado, PP, PSOE y CiU también han acordado que en los contratos telefónicos indeterminados o que se prolonguen de manera automática se va a tener que especificar los compromisos de permanencia o las vinculaciones de uso exclusivo de los servicios de un determinado prestador, así como las penalizaciones en caso de baja.

"Abuso del PP"

En este trámite parlamentario, PSOE, CiU, Izquierda Plural, UPyD y PNV y el Grupo Mixto han denunciado el "abuso de la mayoría absoluta" del PP, su "desprecio al Parlamento" y el "incumplimiento de las normas reglamentarias y de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional" en la tramitación parlamentaria de este proyecto de ley, en el que a su juicio, el Grupo Popular intenta introducir enmiendas "que nada tienen que ver con la materia de la Ley".

El Grupo socialista ya solicitó, mediante un escrito al presidente de la Comisión de Sanidad, que se retiraran 16 de las 33 enmiendas presentadas por el Grupo Popular a la Ley de Consumo por ser "no congruentes" con el contenido del proyecto de Ley, tal y como adelantó Europa Press.

El PP pretende aprovechar la tramitación de esta ley para modificar, mediante enmiendas a este proyecto de ley, materias como la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias, la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, la Ley General de Salud Pública, la Ley General de Sanidad, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Ley por la que se regula el sistema de financiación de las comunidades autónomas de régimen común y ciudades con estatuto de autonomía.

Además, en otra enmienda, que la oposición pedía retirar, el PP plantea obligar a las eléctricas a ofrecer a los consumidores vulnerables una tarifa fija para un plazo de tiempo determinado. De hecho, el Gobierno está preparando una norma específica para que entre en vigor el 1 de abril.



pdfprintpmail