Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Gobierno no detecta falta calidad en servicios telecomunicaciones :-(


El Gobierno no ha detectado hasta ahora casos en los que los operadores de telecomunicaciones hayan incumplido los niveles mínimos de calidad exigidos legalmente, según una respuesta parlamentaria a la que tuvo acceso EFE.





La respuesta precisa, no obstante, que, según la normativa en vigor, son los propios operadores los que fijan "libremente" los niveles mínimos de calidad del servicio.

Según otra respuesta parlamentaria, tres de los cuatro operadores principales del mercado de telefonía fija han cumplido ya con la obligación de remitir una copia de sus informes de auditoría a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones. El 19 de octubre de 1999 se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una Orden del Ministerio de Fomento que regulaba las condiciones de calidad en la prestación de los servicios de telecomunicaciones.

Esta norma se modificó en diciembre de 2001, mediante una nueva Orden ministerial, para incorporar las disposiciones de la Unión Europea (UE). Esta nueva Orden, que entró en vigor en abril del año pasado, obliga a los operadores a fijar y comunicar los niveles mínimos de calidad para cada año natural.

Según la respuesta parlamentaria, "como dichos niveles son establecidos libremente por los propios proveedores, no se han detectado, hasta la fecha, casos de incumplimiento de los mismos".

Del mismo modo, la Orden obliga a los operadores a realizar una auditoría anual y a remitir copia del informe a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones antes de finalizar el primer trimestre.

Hasta ahora, se han recibido copias de los informes de auditoría de tres de los cuatro operadores principales del mercado de telefonía fija, de 19 operadores de cable y de otro proveedor.

Según la respuesta parlamentaria, estas auditorías "avalan en líneas generales" los informes trimestrales previamente remitidos.

Noticias relacionadas.

ESTUDIO CALIDAD EN INTERNET: CONEXIONES RTC y BANDA ANCHA

¿Nos merecemos el ADSL más caro y lento de Europa?