Archivado en Privacidad

¿Es justo que Facebook haga experimentos con nosotros?


Sentirse lejos de lo hecho por Facebook en 2012, lejos de esos casi 700.000 usuarios que fueron parte del experimento de la red social, lejos aún más de lo grave que resulta, pueden ser señales de no darle un verdadero valor a las personas, a uno mismo que pulsó el botón de aceptar al suscribirse a la red. Sí, ese paso cuando apareció la molesta parte legal del uso de datos.




Ivonne Lara Alt1040.- Cuántas políticas habrá roto Facebook al hacer este experimento? Hasta ahora se ha dicho que no ha faltado a ningunos de los puntos en su política de uso de datos, pero reducir este experimento deliberado de Facebook a eso, es caer en lo simplista.

¿Qué hizo Facebook?

El fin de semana se daba a conocer que la compañía de Zuckerberg realizó un experimento con alrededor de 700 mil usuarios a quienes les manipuló sus noticias para ver conocer como reaccionaba. A las personas que se les filtró sus noticias con mensajes positivos publicaron en ese mismo tono, sin embargo a quienes se les filtró con noticias de contenido negativo éstas publicaban en ese mismo sentido. Los resultados son, según parte de la información oficial:

Se demuestra, a través de un experimento masivo (N = 689.003) en Facebook, que los estados emocionales pueden ser transferidos a otros a través de contagio emocional, lo que lleva a las personas a experimentar las mismas emociones sin su conocimiento. Nosotros proporcionamos evidencia experimental de que el contagio emocional sucede sin interacción directa entre la gente (la exposición a un amigo expresando una emoción es suficiente) y en ausencia total de señales no verbales.

¿Es esto válido?

No. No lo es. Ya es suficiente con el uso de los datos para generar publicidad “personalizada”, también ya es suficiente con este experimento que se dio a conocer. ¿Habrá otros experimentos que no haya revelado? A pesar de lo interesante que pueden ser sus resultados, lo que es simple y llano es que no es ético para con sus usuarios.

Investigadores y científicos han declarado que los sujetos de una investigación deben estar de acuerdo en el experimento, insisto en que dar “aceptar” en una política de uso de datos no es suficiente, estamos hablando de un consentimiento real. Lo que hizo Facebook es un experimento humano, tan delicado como cualquiera. Esos usuarios que se contagiaron de algo negativo o algo positivo ¿cómo sobrellevaron esa situación? ¿Se imaginan lo difícil que pudo haber sido para las personas?

¿Qué hacer?

Habría que analizar el uso que damos a la red y más importante el uso que le dan a nuestros datos. Después de todo, más de una vez he escuchado que una red social no es gratuita. Claro, porque no tienes que pagar nada, pero si no se vende nada es porque la mercancía somos nosotros. Este experimento de Facebook parece confirmarlo. Lo que resta es valorar lo que aceptamos al entrar a una red y si esto es valorado por la misma. Luego, la decisión es personal.


pdfprintpmail