Archivado en operadoras

oferta de compra de Jazztel por parte de Orange

¿Hacia un oligopolio?


El pasado lunes 16 de septiembre nos levantábamos con la noticia de la oferta de compra de Jazztel por parte de Orange, de la que lógicamente se han hecho eco todos los medios de comunicación.




El mercado

Según el último informe trimestral de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que se puede consultar (correspondiente al último trimestre de 2013), el "mapa" de la telefonía fija en España era el siguiente:


Telefonía fija minorista - Datos por operador (IVT 2013)

Tipo de cliente

Residencial

Negocios

Total

%

Telefónica de España

6.572.120

1.564.706

8.136.826

52,77%

Orange

1.544.313

250.674

1.794.987

11,64%

Ono

1.666.314

128.202

1.794.516

11,64%

Jazztel

1.501.185

89.761

1.590.946

10,32%

Vodafone

1.040.351

213.508

1.253.859

8,13%

Euskaltel

285.146

44.539

329.685

2,14%

R

201.147

57.840

258.987

1,68%

Telecable

101.469

16.355

117.824

0,76%

Resto

105.164

35.997

141.161

0,92%

Total

13.017.209

2.401.582

15.418.791


Con respecto a la banda ancha sobre líneas fijas:

Banda ancha fija - Datos por operador (IVT 2013)

Tecnología

xDSL

HFC y FTTH

Resto

Total

%

Telefónica de España

5.114.002

597.888

429

5.712.319

47,36%

Orange

1.692.543

1.692.543

14,03%

Ono

70.138

1.466.363

1.536.501

12,74%

Jazztel

1.429.393

428

1.429.821

11,85%

Vodafone

954.606

954.606

7,91

Euskaltel

2.086

254.186

3.722

259.994

2,16%

R

21.605

192.618


214.223

1,78%

Telecable

121.053

641

121.694

1,01%

Resto

30.359

52.296

57.482

140.137

1,16%

Total

9.314.732

2.684.832

62.274

12.061.838


Y en lo que se refiere al móvil la oferta es todavía más reducida:

Telefonía móvil - Líneas de voz
Datos por operador (Mayo 2014)

Líneas

%

Movistar

16.535.644

32,85%

Vodafone

11.527.607

22,90%

Orange

11.422.884

22,69%

Yoigo

3.399.316

6,75%

Resto

7.448.969

14,80%

Total

50.334.420


Aquí hay que señalar que en esa fecha existían 1,8 millones de líneas móviles dedicadas exclusivamente a la transmisión de datos (sistemas de alarma, TPV, etc.). En el campo de la telefonía móvil según fuentes de la CNMC y la empresa de servicios financieros Bloomberg citadas por el diario «El país», Jazztel contaba en junio de 2014 con 1.543.134 clientes, doblando casi la cifra del año anterior, lo que daría al conjunto del grupo un total de casi 14 millones de clientes de telefonía móvil, muy cerca del líder del mercado.

Así pues, en el mercado español de las telecomunicaciones desaparecen dos operadores, tanto en telefonía fija como móvil. De un lado tenemos esta operación de Orange; por otro lado está la compra de Ono llevada a cabo por Vodafone.

Y en esta agrupación empresarial queda todavía otra operación. No es la primera vez que Telia-Sonera, accionista mayoritario con el 76,6% del capital en la compañía de telefonía móvil, trata de salir de la misma. Los resultados del operador no han sido buenos (en el primer semestre de este año sus ventas han caído más de un 16% respecto al año pasado). Esta es la segunda vez que se intenta esta operación y a lo largo de los últimos meses han habido insistentes rumores:

Podemos decir que Yoigo se ha quedado compuesta y sin novio, y es un bocado bastante apetecible ya que supone unos 3,4 millones de clientes, algo más de la quinta parte de los de Movistar; si a Orange le interesara esta parte del pastel se convertiría en el operador dominante en telefonía móvil, sumando casi 18 millones de clientes, pero parece que la empresa francesa no tiene un excesivo interés por añadir otra muesca más en su culata.

¿Cómo puede afectarnos?

Desde siempre cualquier empresa ha tratado de superar a sus rivales. Hay varios caminos: rebajar los precios que paga el cliente, desarrollar e implementar nuevas ofertas de servicios ampliando el campo de operaciones, mejorar la calidad de los actualmente prestados... Y queda una última opción: simplemente comprar al rival para sacarle del mercado.

Sin entrar en los servicios de valor añadido, como puede ser la televisión, y fijándonos sólo en la telefonía y la banda ancha estas operaciones no parecen buenas para el cliente final.

Diferenciando los servicios sobre cable, en cualquier modalidad, y los inalámbricos. En el tema de telefonía y banda ancha fija prácticamente quedan dos operadores a los podamos acceder cualquier cliente de España; y digo esto porque los operadores de cable, por su propia configuración territorial, no son alternativa para muchos clientes; entre todos ellos, incluyendo Ono, suman algo más del 16% del mercado. El mercado "fijo" estará controlado por Movistar y Orange, que controlan entre ambas el 75% de las líneas de voz y el 73% de las de banda ancha. En la telefonía móvil se abre un poco el abanico pero, a pesar de todo, entre tres (Movistar, Vodafone y Orange) controlan casi el 80% de las líneas.

Esta concentración empresarial no augura nada bueno para los clientes. La reducción de la competencia hace que no sea necesaria tanta agresividad comercial y asistiremos al fin de esas ofertas "salvajes". Además, ¿Quién nos dice que no veremos acusaciones similares a las que pesan sobre los distribuidores de gasolina? ¿Quién garantiza que no se van a poner de acuerdo entre todos para estabilizar el mercado pactando los precios?

Sería interesante conocer la opinión tanto de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia como de la Unión Europea, tan preocupada como parece estar por abrir los mercados para evitar que únos pocos los controlen. Cabe la posibilidad, y no es descartable para nada, que la operación se haya llevado a cabo precisamente ahora que la Comisión Europea está en un momento de tránsito hasta la constitución de la nueva estructura. No en vano se ha podido leer en días pasados esto: La CNMV investiga las subidas de Jazztel en bolsa antes de la oferta de compra de Orange; por lo que se puede leer a alguien le resulta muy sospechoso que en los últimos 12 meses las acciones de esta empresa hayan subido un 64%, justo antes de anunciarse su compra por parte del grupo francés de telecomunicaciones.

Dinero, siempre dinero

Y no es la primera vez que la empresa del sr. Fernández-Pujals está en el punto de mira de las investigaciones:

Pero en esta oferta de Orange también hay sombras, más allá de la sospecha de la CNMV: El segundo accionista de Jazztel rechaza la OPA de Orange. Parece ser que al fondo Alken, que cuenta con el 5% del capital de Jazztel, esa oferta de 13 € por acción le parece escasa. Y eso a pesar de que los directivos de Jazztel logran bonus multimillonarios con la opa de Orange; al final son los de siempre los que sacan tajada en estos movimientos; estamos hablando que estos directivos se van a embolsar alrededor 64 millones de euros, sumado en un caso, el del consejero delegado de la empresa José Miguel García, a otros 14 millones de incentivos en ejercicios anteriores.

¿Lo más triste? Que los clientes, los que cada mes pagamos la factura de nuestra línea, no vemos por ninguna parte dónde está el beneficio para nosotros. Da lo mismo que se anuncien rebajas en el precio mayorista de la banda ancha. A principios del pasado año 2013 se podía leer estro en el blog de la CNMC: Bajamos los precios de la banda ancha (mayorista) una media del 18%. ¿Alguno ha notado que su factura se haya rebajado tan siquiera un mísero 1%? Yo al menos llevo pagando lo mismo desde hace al menos un par de años.

Lo dicho: Espero que los correspondientes organismos, a saber: la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y el Comisario europeo de Competencia (por cierto: el último que ostentó este cargo ha sido el español Joaquín Almunia) lean con mucho detenimiento las condiciones de estas operaciones de fusión/absorción de Vodafone y Orange. Ya estamos un poco hartos de ser siempre los mismos quienes paguemos las consecuencias de los desmanes empresariales de los grandes.

Ängel Matilla es miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Internautas

pdfprintpmail