Archivado en Noticias, Mundo Internauta

Comfia-CCOO incluye los ciberderechos en la negociación colectiva.


Nuestro compañero Paco Gonzalez, nos informa que los debates, luchas y experiencias tenidas durante estos últimos meses dentro y fuera de la red en pro de los ciberderechos de los trabajadores han sido recogidas pòr la federación mayoritaria en Banca y Ahorro- Comfia-, que llevará estos puntos en sus plataformas de cara las próximas negociaciones de los distintos convenios colectivos.





a) Es necesaria una regulación que permita el acceso de los trabajadores a los nuevos medios de comunicación, Internet y correo electrónico, garantice la privacidad de las comunicaciones particulares y regule el uso personal y profesional con seguridad para ambas partes.

* Una fórmula que garantizaría lo anterior es la existencia de dos cuentas distintas de correo electrónico, una para uso profesional y otra para uso particular.

b) Igualmente hay que regular el derecho de los sindicatos a la utilización de los nuevos medios de comunicación, en su relación con los trabajadores, en el marco de la propuesta que aprobó el Senado por unanimidad.

El uso de las nuevas tecnologías en el seno de las empresas por parte de trabajadores y sindicatos es una asignatura que CCOO plantea como tema estrella en la negociación colectiva de este año.

Desde que los despidos y sanciones por el uso que los trabajadores hacen del correo electrónico e internet en las empresas comienzan a ser titular diario en los medios de comunicación constatamos que la organización del trabajo y las leyes actuales están desintonizadas.

No es raro ver cada día el caso de un despido o una sanción por un presunto uso abusivo del correo electrónico, una normativa impuesta unilateralmente por una empresa sin el informe previo de la representación legal de los trabajadores como marca la ley, unas estadísticas sobre la utilización de las nuevas tecnologías en el hábito cotidiano de los trabajadores o una demanda por violar la intimidad de un empleado contra su empresa.

Algo nuevo está ocurriendo en el seno de las empresas y se está intentando acallar con el viejo método de dar y luego preguntar.

Los usos y costumbres del trabajador se están viendo alterados por la introducción de las nuevas tecnologías en las empresas y sin embargo los reglamentos que las regulan siguen estáticos. Como siempre las leyes van a remolque de los acontecimientos. Mientras al trabajador se le inculca la necesidad del uso de las nuevas tecnologías en su trato diario con el cliente y en su quehacer diario por rapidez, economía, efectividad, etc, se le restringe el uso de las mismas en su parcela personal.

Se recurre a la anécdota del mal uso para justificar la regla de la prohibición en el buen uso. Derechos como el de la intimidad o el secreto de las comunicaciones se están sacrificando en aras de otros derechos empresariales como la titularidad de los medios, la productividad o la competitividad.

Respetables son unos y otros, pero ¿dónde acaban unos y comienzan los otros? Difícil es la respuesta si nos atenemos a las interpretaciones que se hacen del marco jurídico, sean estas interesadas como ocurren unas veces o desinteresadas otras veces.

Quizá el mejor método de llegar a un entendimiento y una regulación que establezcan los límites entre el buen uso y el abuso sea la negociación por las partes afectadas. Es por ello que CCOO ha decidido coger el toro por los cuernos y plantearlo en la negociación colectiva que comienza estos días en los sectores de banca y ahorro, que afecta a más de doscientos mil trabajadores, quizá los más afectados por el uso de las nuevas tecnologías en su trabajo cotidiano.

En las plataformas presentadas por Comfia-CCOO se introducen por primera vez la necesidad de regular la utilización del correo electrónico e internet en las empresas como temas estrella.

La pelota está ahora en el campo de los empresarios. Veremos si de verdad quieren una regulación o bien han creado una excusa con el abuso para acabar con el buen uso.

Recordemos que está pendiente del dictamen del tribunal constitucional determinar si la utilización por parte del sindicato del correo electrónico en sus comunicaciones con los empleados se atiene a derecho o la interceptación de las comunicaciones, por parte de BBVA, de las comunicaciones del sindicato son lícitas.

Mientras tanto en algunas empresas del sector financiero ya han llegado a la conclusión de que es más efectivo acordar regular la utilización de las nuevas tecnologías que prohibirlas, como en Deutsche Bank, Barclays Bank, Caixa Manresa, Caixa Manlleu, etc.

Nos encontramos con que mientras una parte del empresariado entiende que la negociación y el acuerdo es la solución, otra, la de las grandes empresas como BBVA, SCH, La Caixa, etc. optan por interpretaciones restrictivas y pueden estar vulnerando derechos fundamentales, al implantar unilateralmente códigos de conducta sin respetar el artículo 64 del Estatuto de los Trabajadores, o bien cercenando el derecho de sindicatos y trabajadores al interceptar las comunicaciones que bien podrían estar vulnerando la Constitución y otras leyes.

Puede ser que muchos de nuestros empresarios no entiendan todavía que la motivación y la permisividad regulada dan alas a la productividad y que las cárceles sólo generan apatía, descontento, desincentivan la productividad y provocan las huidas.

Con los convenios de banca y ahorro se sentarán unos buenos precedentes para saber si la disposición de la patronal está por la regulación del uso de las nuevas tecnologías o bien por imponer su prohibición y de paso acabar con derechos ya regulados como la comunicación entre trabajadores y representantes de estos, intimidad o secreto de las comunicaciones.

Por ello Comfia-CCOO introduce este nuevo punto en las plataformas presentadas en las mesas de negiociación de los convenios de banca y de ahorro respectivamente:

Ciberderechos. [ Las nuevas tecnologías al servicio de todos ].

Es necesaria una regulación que permita el acceso de los trabajadores a Internet y correo electrónico, garantice la privacidad de las comunicaciones particulares y regule el uso personal y profesional con seguridad para ambas partes.

Normalizar el acceso de los trabajadores a Internet y al correo electrónico, regulando el uso personal y profesional con garantías para ambas partes y garantizando la privacidad de las comunicaciones particulares

Paco González Sánchez

Secretaría de Comunicación

COMFIA - CCOO

Miembro de la Asociación de Internautas.


pdfprintpmail