El coste oculto de triplicar la velocidad de la fibra de Fusión


El mundo perfecto no existe. Lo que es bueno para el bazo, es malo para el espinazo. Los usuarios de Movistar Fusión que desde ayer pueden contactar con atención al cliente (1004), para apuntarse a la migración gratuita de la velocidad de su línea de fibra óptica, descubrieron el rostro menos amable de la iniciativa de Telefónica.





Antonio Lorenzo El Economista.-

No todo es motivo de celebración. Los clientes interesados en triplicar la velocidad de conexión de su línea de banda ancha fija de Fusión (de 10 Mbps a 30 Mbps y de 100 Mbps a 300 Mbps) deberán realizar un cambio en el contrato a través de un nueva grabación de voz.

A grandes rasgos, el titular de la línea debe renunciar a la posibilidad de ralentizar su conexión cuando rebase el límite de la franquicia de datos acordada. Es decir, hay que elegir entre consumir los datos en el móvil de forma ilimitada sin sobrecostes (aunque en menor velocidad cuando se sobrepase el volumen establecido) o prescindir de ellos, pagando 1,5 céntimos por cada megabyte excedido, con un modelo de pago por uso.

Sólo en este último caso, el interesado podrá solicitar la mejora en la velocidad de la conexión de la banda ancha fija. "Lo toma o lo deja", viene a resumirse la disyuntiva que muchos clientes elegirán sobre la marcha.

Antes de tomar la decisión adecuada, el usuario debería conocer el consumo medio mensual de datos, ya sea a través de la aplicación Mi Movistar o preguntándolo en atención al cliente. De esa forma, el abonado debería considerar la conveniencia de la migración en el caso de que exceda los límites de datos acordados de forma reiterada.

Por otra parte, el incremento efectivo de la fibra se producirá entre el 1 de junio y el 31 de julio. Como suele ocurrir en otras ocasiones, quien antes solicite el cambio de modalidad de contrato, antes disfrutará de la mejora en la calidad de conexión.

También hay que saber que el trámite de cambio de contrato se puede prolongar por espacio de 10 o 15 minutos, ya que se requiere realizar una nueva grabación, con los formalismos que ello supone.


pdfprintpmail