Estate informado al momento. Siguenos en Telegram


Archivado en

opinión de enrique dans

Neutralidad de la red y parlamento europeo: así de sencillo


Vamos a intentar clarificar desde un punto de vista más factual y menos interpretativo la propuesta que el parlamento europeo tomó ayer, y que previsiblemente ya no va a recibir más enmiendas ni revisiones. Fundamentalmente, me interesa resaltar la parte de la propuesta aprobada ayer que se refiere específicamente a la neutralidad de la red, los elementos fundamentales que realmente se pedían al parlamento europeo que garantizase.




Controlling the internet

De manera general, lo que se pedía era que la red pudiese seguir siendo un lugar en el que cualquiera que ofrezca una propuesta de valor interesante, pueda obtener la visibilidad y el alcance que merezca sin depender de ningún tipo de circunstancia externa. Básicamente, que la red sea simplemente un canal neutro, en el que los bits se mueven libremente sin depender de otros condicionantes como licencias de emisión, contratos privilegiados, acuerdos comerciales o intereses de terceros.

Pero partamos, antes de nada, de la definición de neutralidad de la red:

Los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Eso, ni más ni menos, era lo que se pedía al parlamento europeo que preservase. Ahora vamos con las decisiones que el parlamento europeo tomó ayer en este sentido, recordando que cuando se legisla, todo lo que no está prohibido está permitido:

  • Las operadoras podrán crear y comercializar vías rápidas para cualquier cosa que quieran definir como "servicios especiales". Esta es la vía para que cualquiera que llegue a un acuerdo con una operadora pueda ofrecer sus contenidos a mayor velocidad que a través de la internet convencional, lo que de facto supone que las operadoras tienen la llave de la concesión de "licencias". Olvídate de internet como plataforma ecualizadora en la que todos podemos emitir? si no tienes dinero para negociar con la operadora de turno, tus contenidos solo serán vistos por quienes tengan la santa paciencia de encontrarlos a través no de las autopistas de la información, sino de sus caminos de cabras. Permitir que las operadoras definan como "servicios especiales" con total libertad todo aquello que les dé la gana es, de facto, la muerte de la internet que conocemos.
  • Las operadoras podrán considerar distintas clases de servicios, y podrán acelerar o ralentizar el acceso en cada uno de ellos, incluso en casos en los que no haya problemas de tráfico. De nuevo, una barbaridad que permite a las operadoras erigirse en "aduaneros" del trafico. Ningún servicio innovador podrá triunfar sin que las operadoras lo permitan, e incluso servicios exitosos podrán dejar de funcionar si a la operadora de turno le interesa que así sea.
  • Las operadoras podrán negociar tarifas de zero-rating, servicios que no cuentan de cara al consumo de datos. Es decir, que si un servicio es muy bueno, pero a la operadora le interesa que uses otro, te lo ofrecerá con ventaja, compitiendo en condiciones completamente desleales con el que no puede acceder a ese zero-rating. De nuevo, la operadora como decisora de quien triunfa y quién no. Ya no es la innovación ni la calidad de la idea, es que la operadora tenga a a bien permitirse que circules por sus cables en condiciones adecuadas.
  • Las operadoras podrán gestionar el tráfico como ellas quieran en caso de congestión "inminente", pero sin definir ni lo que es "congestión", ni lo que es "inminente", ni absolutamente nada. ¿Traducción? Con la excusa de una supuesta congestión, podrán perjudicar a los servicios que les dé la gana, por los motivos que buenamente quieran, y sin que esos servicios puedan hacer más que acudir a los tribunales? para que, en el mejor de los casos, les den la razón varios años después. 

Eso es lo que nuestro maravilloso parlamento europeo ha aprobado. Unos eurodiputados que supuestamente deben defender el interés general, han votado mayoritariamente convertir a las operadoras en amos de la fiesta, concederles absolutamente todo lo que ni en sus mejores sueños podrían desear  realmente, si el documento lo hubiese redactado una operadora, no podría haberlo hecho más favorable a sus intereses ? y ceder únicamente el roaming, que ya era evidente que lo tenían que ceder porque no era más que una estafa. La comunicación de Günther Oettinger en este sentido simplemente añade el último insulto, dando a los ciudadanos "la enhorabuena" por el resultado y mintiendo abiertamente en cada uno de sus puntos: nada de lo que dice haber protegido está en realidad protegido, sino todo lo contrario. No es una cuestión de matices, es que es directamente lo contrario. Las operadoras pueden hacer todo aquello que el comisario afirma que teóricamente no pueden. Genial. Es el mayor ejercicio de hipocresía política que he visto en muchos años.

¿Qué lleva a Pilar del Castillo, eurodiputada española, a presentar semejante documento, en el que no se tiene en cuenta ninguno de los aspectos que había que defender relacionados con la neutralidad de la red? Soy absolutamente incapaz de plantearme como alguien puede decir de manera grandilocuente "Internet es una joya que debe mimarse" justo al final de la votación en la que acaba de matar la principal característica de internet, su neutralidad. Debo estar hecho de una pasta diferente, porque me resulta imposible entender semejante nivel de hipocresía. ¿Qué intereses o qué puertas giratorias ha podido pactar y con quién para darle a las operadoras absolutamente todo lo que pedían, y dejar a los usuarios y a la red en semejante nivel de indefensión, completamente a expensas de lo que las operadoras decidan hacer? ¿Con qué premisas hipoteca el futuro de la innovación en todo el continente y convierte a las operadoras en amos y señores de todo lo que circula por sus cables? ¿Por qué se tumbaron todas las enmiendas con la excusa de hacer una tramitación más rápida, y se vinculó todo a la eliminación del roaming como si fuera un auténtico caramelo envenenado? ¿Para qué sirve tener un parlamento europeo pagado por los ciudadanos pero convertido en el paraíso por el cual los lobbies campan a sus anchas, y que no defiende en modo alguno los intereses de los ciudadanos?

Muchas gracias, Pilar del Castillo por esa "impresionante" propuesta. Muchas gracias, Günther Oettinger, por llamarnos a todos imbéciles. Muchas gracias, eurodiputados que aprobasteis esta propuesta y rechazasteis todas las enmiendas relacionadas. Ni interpretaciones, ni mentiras, ni matices de ningún tipo: eso es lo que se os pedía, y esto otro lo que nos habéis dado, lo que habéis votado. Habéis preferido proteger los intereses de las empresas de telecomunicaciones a los de los ciudadanos. Así de sencillo. Con representantes como vosotros, decididamente, no necesitamos enemigos.

Opinión de Enrique Dans

pdfprintpmail